Tipos de astigmatismo y sus tratamientos

Hecho verificado El artículo ha sido verificado para asegurar la mayor precisión posible (el contenido incluye enlaces a sitios de medios de comunicación de renombre, instituciones de investigación académica y, ocasionalmente, estudios médicos). Todo el contenido de nuestro sitio web ha sido revisado, sin embargo, si cree que nuestro contenido es inexacto, desactualizado o cuestionable, puede Contáctenos para hacer las correcciones necesarias. 4 minutos

Hay tres tipos de astigmatismo: miope, hipermetropía y mixto. Hoy en día existen tratamientos para todos ellos, que van desde el uso de gafas hasta la cirugía correctiva o la implantación de lentes en los ojos.

Tipos de astigmatismo y sus tratamientos

Existen varios tipos de astigmatismo, pero todos tienen una anomalía en común. Esto es eso la córnea, que es la capa transparente del ojo, no tiene una curvatura regular. De esta forma, la luz que entra por el ojo se enfoca en más de un punto de la retina y esto provoca una visión borrosa y distorsionada.

En la mayoría de los casos, el astigmatismo se hereda., pero también puede ser causado por lesiones en la córnea debido a un golpe o cirugía en los ojos o enfermedades oculares. En ocasiones esta enfermedad aparece asociada a otras deficiencias y esto da lugar a los diferentes tipos de astigmatismo.

Astigmatismo miópico

El astigmatismo miópico es aquel que se combina con la miopía.. Es el más común de todos los tipos y se presenta con frecuencia en la población.

El principal signo de que alguien sufre de astigmatismo miope es que la percepción de líneas rectas, tanto horizontales como verticales, se vuelve borrosa y difuso, tanto de corta como de larga distancia. Por razones obvias, cuanto más grave es, más obvia se vuelve la dificultad.

Asimismo, es común que aparezcan otros síntomas cuando existe este problema, como los siguientes:

  • Pérdida de agudeza visual.
  • Fotofobia: Sensibilidad a la luz.
  • Deslumbramiento nocturno.
  • Cansancio: Fatiga ocular.
  • Mareos y dolores de cabeza repentinos.
  • Sensacion de quemarse.

Hablamos de astigmatismo miope simple cuando uno de los dos meridianos principales del ojo enfoca los rayos de luz frente a la retina; mientras tanto, el otro meridiano realiza una aproximación correcta. Si ambos meridianos fallan, se denomina astigmatismo miópico compuesto.

Las formas de astigmatismo dependen de la combinación con otros trastornos oculares, como la miopía, por ejemplo.

Sigue leyendo: Consejos para usar lentes de contacto blandos

Astigmatismo hipermetropía

El segundo de los tipos de astigmatismo es hipermetropía y, como en el caso anterior, recibe este nombre porque Hay dos anomalías presentes: astigmatismo e hipermetropía.

Recordemos que la hipermetropía es una irregularidad de la visión por la que hay borrosidad, tanto a larga como a corta distancia. A su vez, las personas que la padecen tienen dificultades para captar los detalles de los objetos a todas las distancias. El astigmatismo hipermetrópico causa los siguientes síntomas:

  • Visión borrosa: independientemente de la distancia, con fatiga visual.
  • Dolor en los ojos y la cabeza: Puede ser fuerte y persistente si no se trata a tiempo.
  • Visión alargada o distorsionada de los objetos..
  • Estrabismo: esta es la desviación del eje de los globos oculares, que puede ser frecuente entre los niños con la patología.

Este es otro tipo de astigmatismo en el que existen dos modalidades. En simplex, un eje del ojo se enfoca en la retina y el otro detrás de ella. En el modo compuesto, los dos ejes del ojo se enfocan detrás del tejido retiniano.

Lea también: Astigmatismo en niños, ¿cómo detectarlo?

Astigmatismo mixto

El tercero de los tipos de astigmatismo es mixto. Tiene lugar cuando un meridiano del ojo se enfoca frente a la retina, mientras que el otro se enfoca detrás de la retina. A veces ocurre de forma aislada y otras veces es una combinación de miope e hipermetropía.

Esta modalidad es, en casi todos los casos, congénita o genética. Sin embargo, también puede deberse a traumatismos, enfermedades oculares como el queratocono o complicaciones quirúrgicas. Los principales síntomas de este problema son los siguientes:

  • Visión borrosa o distorsión de objetos a cualquier distancia.
  • Distorsiones de luz: halos, colas o destellos.
  • Irritación de ojo.
  • Dolor de cabeza: por cansancio o fatiga visual.

Es común que las personas con esta anomalía inclinen la cabeza o entrecierren los ojos para ver mejor. En algunos casos, las imágenes son nítidas en un meridiano y borrosas en el otro.

La cirugía con láser es una opción de tratamiento, al igual que la colocación de lentes intraoculares.

Tratamientos para tipos de astigmatismo

En términos generales, Los diferentes tipos de astigmatismo se pueden tratar con el uso de anteojos, lentillas o lentillas. También con cirugía. En el caso de la variante miope o hipermetropía, lo más habitual es utilizar lentes tóricos. Estos tienen una superficie esférica y cilíndrica.

Sin embargo, este tipo de lentes suelen dar grandes problemas a quien las usa, pues en ocasiones es muy difícil que permanezcan fijas, sin moverse. En ambos casos, también puedes utilizar gafas con lentes tóricos.

En la modalidad mixta, y en algunos casos de los otros dos tipos de astigmatismo, también se puede prescribir el uso de lentes de contacto permeables a los gases. Se trata de lentes rígidos que actúan dando forma a la córnea para que los ejes se enfoquen en la retina.

Para todo tipo de astigmatismo también existe la opción de operarse. Existen varias modalidades, como Lasik, PRK o FemtoLasik. Asimismo, existe la posibilidad de implantar una lente intraocular personalizada para aquellos pacientes que, por un motivo u otro, no son candidatos a las otras intervenciones.

Te puede interesar …