Dolor en las costillas: posibles causas importantes

Dependiendo del desencadenante de su dolor en las costillas, puede tardar más o menos en resolverse. Generalmente, esta molestia responde a una sobrecarga muscular, por lo que es recomendable consultar a un especialista.

Dolor en las costillas: posibles causas importantes

El dolor en las costillas o en el pecho es una dolencia muy común. que no debemos pasar por alto. Muchas veces esa molestia en un costado o ese pinchazo al respirar puede deberse a un problema de salud no tratado. De ahí que sea necesario acudir al médico para una evaluación, diagnóstico y tratamiento adecuado.

En primer lugar, es importante tener en cuenta que la causa más común de dolor en las costillas suele ser el uso excesivo causado por algún esfuerzo específico. Sin embargo, este síntoma es algo que debemos atender y cuidar cuando se presenta de forma continua e impide una vida normal.

A continuación, desarrollaremos cuáles son las principales causas de estas molestias en el pecho, pero ten en cuenta que en ningún caso la información puede sustituir a la consulta médica.

Dolor en las costillas: una molestia de muchos orígenes

Un hecho que debemos saber es que el dolor que sentimos no se origina en las costillas mismasSino en la articulación o músculos afectados de esa región torácica en particular.

Según los médicos especialistas, el dolor costal suele ser una de las visitas más habituales en el día a día en los centros de atención primaria. La mayoría de las veces, como hemos apuntado al principio, la causa no es más que un mal movimiento, una sobrecarga.

Ahora bien, no podemos descartar ninguna otra condición o desequilibrio. Es por eso que Vale la pena conocer los tipos más comunes de enfermedades asociadas a las costillas.

Costillas flotantes

Si nunca has oído hablar de las costillas flotantes, quizás te interese saber que estamos hablando de esos pares de costillas que tenemos en la parte inferior de la caja torácica. A algunas personas se les quitan estas costillas para lograr una cintura más definida.

Lo curioso de estas estructuras óseas es que están adheridas solo a las vértebras.y no al esternón ni al cartílago que sale del esternón.

El problema con las costillas flotantes es que suelen ser estructuras muy sensibles y cualquier movimiento repentino puede hacer que la vértebra se inflame o moverse un poco; cualquiera de estos incidentes genera mucho dolor.

Costocondritis

La costocondritis es una inflamación de la articulación que une el esternón con las costillas., o el área entre la costilla y el cartílago. Por tanto, es una enfermedad musculoesquelética que tarda varios meses en curarse.

Podemos sentir dolor al tocar esta zona, o incluso ver una clara hinchazón en forma de bulto. Hace que nos duela mucho respirar y apenas podemos movernos.

Las causas de la costocondritis son múltiples. Pueden ir desde la artritis psoriásica hasta el lupus o incluso aparecer en momentos de gran angustia y estrés.

Lea también: ¿Cómo afecta el estrés al corazón?

Dolor en las costillas y problemas cardíacos.

Si no hay ningún evento traumático y el dolor aparece de la noche a la mañana y sin un origen claro, puede ser la causa de problemas mucho más graves, como angina de pecho, infarto o pericarditis.

La angina de pecho es una afección causada por un déficit de oxígeno en el corazón. Sus síntomas pueden comenzar con dolor en el pecho justo detrás del esternón o ligeramente hacia la izquierda; luego, el malestar se irradia al brazo, al hombro o incluso a la mandíbula.

Por otra parte, El dolor en las costillas también puede advertirnos de un infarto.. Lógicamente, en estas circunstancias debemos acudir a urgencias de forma inmediata.

Además, una infección e inflamación en el tejido que rodea el corazón. – una pericarditis – también incluye entre los primeros síntomas un dolor en la parte central del pecho.

Grietas en las costillas

En ocasiones, podemos tener una fisura en la costilla y no saberlo, o atribuirlo a simple fatiga. Esto es porque mucha gente piensa que las costillas solo se fracturan como resultado de un «impacto» o un mal movimiento. Por tanto, debemos tener en cuenta estos aspectos.

La tos fuerte mantenida durante varios días puede provocar pequeñas fisuras, o incluso una fractura. Muchas personas no asocian esta afección con una costilla rota y se sorprenden del intenso dolor en esa zona en particular.

Te puede interesar: Cómo tratar el dolor de cuello de forma natural

Para aclarar dudas lo mejor es acudir a una consulta médica.

Solo cuando el afectado acude al médico y le realizan una palpación y una radiografía, la realidad se hace evidente. Para tenerlo más en cuenta, vale la pena conocer los síntomas más comunes:

  • Observa un golpe en el abdomen o la cintura.
  • Una fuerte opresión en el pecho., que se vuelve más intenso cuando respiramos.
  • Dolor Intenso cuando tocamos esa área en particular.
  • Falta de aliento Cuando intentamos respirar más profundamente

En conclusión, Como puede ver, los síntomas asociados con el dolor en las costillas son muy variados. Por tanto, debemos acudir al médico ante cualquier molestia. La mejor forma de tratar esta dolencia suele ser descansar siempre y tomar antiinflamatorios.

Te puede interesar …