Altas transaminasas: que indican, causas y tratamiento

Hecho verificado El artículo ha sido verificado para garantizar la mayor precisión posible (el contenido incluye enlaces a sitios de medios de comunicación de renombre, instituciones de investigación académica y, ocasionalmente, estudios médicos). Todo el contenido de nuestro sitio web ha sido revisado, sin embargo, si cree que nuestro contenido es inexacto, desactualizado o cuestionable, puede Contáctenos para hacer las correcciones necesarias. 4 minutos

Las transaminasas altas generalmente no causan ningún síntoma. Por lo general, esto se descubre solo después de un examen de rutina.

Altas transaminasas: que indican, causas y tratamiento

Las transaminasas son un enzimas que ocurren en diferentes partes del cuerpo, especialmente en el hígado. Cuando hay niveles elevados de transaminasas, significa que se está produciendo un proceso inflamatorio en el hígado.

Inflamación en el hígado. implica que hay destrucción de las células del hígado responsable de la liberación de estas enzimas a la sangre. Normalmente, las transaminasas altas se detectan mediante un examen bioquímico de rutina.

El proceso inflamatorio en el hígado. se origina por varias causas: virus, enfermedades infecciosas, autoinmunes o isquémicas, efectos secundarios de determinados medicamentos o exceso de grasa en el hígado.

Transaminas y salud

La función principal de las transaminasas es ayudar en la producción de varios aminoácidos. Desde el punto de vista médico, se considera relevante que una prueba de laboratorio muestre que las transaminasas son elevadas.

Como se dijo antes, lo habitual es que haya una inflamación en el hígado. Sin embargo, como muestran algunos estudios, las transaminasas altas a veces también se deben a insuficiencia cardíaca o enfermedades reumáticas. Sea como fuere, este es un hecho al que hay que prestar atención.

Las transaminasas se conocen por las siglas AST (GOT o TGO) y ALT (GPT o TGP). En la mayoría de los casos, el paciente no presenta ningún síntoma.

El problema no se detecta hasta que una prueba de laboratorio revela que hay altas transaminasas. Del mismo modo, hay enfermedades del hígado que ocurren sin transaminasas elevadas.

Descubre: Enfermedades del hígado

Importancia de las transaminasas altas

Aunque no son los únicos, hablamos de transaminasas altas cuando los valores de ALT son altos (Alanina transaminasas) y AST (aspartato transaminasa). Estas dos enzimas son el principal indicador de daño hepático.

Tal como lo conocemos, el hígado es el laboratorio del cuerpo. Allí, los aminoácidos se sintetizan y descomponen. Esto permite almacenar energía. Si hay daño en el hígado, la membrana de sus células (los hepatocitos) se vuelve más permeable.

En estas condiciones, los hepatocitos permiten que las transaminasas se filtren al suero, que es la parte no celular de la sangre. Por lo tanto, un alto valor de estas enzimas hepáticas es un señal directa de que hay un problema en el hígado.

Te puede interesar: 12 señales de advertencia de problemas hepáticos

Causas de transaminasas elevadas

Hay muchos factores que pueden conducir a niveles elevados de transaminasas.. A veces, incluso un simple proceso de gripe hace que los valores de estas enzimas aumenten, aunque sea temporalmente.

Todo esto debe ser evaluado en detalle por el médico. Las principales causas por las que se eleva el valor de las transaminasas son como sigue:

  • Hepatitis B o C: causada por un virus, estas formas de hepatitis a menudo se vuelven crónicas.
  • Esteatosis hepática: Es lo que comúnmente se conoce como «hígado graso». Significa que hay una gran acumulación de triglicéridos en el hígado.
  • Mononucleosis infecciosa: Es una enfermedad causada por el virus de Epstein-Barr (VEB), de la familia herpes-viridae.
  • Hemocromatosis: Es la acumulación excesiva de hierro en el organismo.
  • Hepatitis crónica medicada (debido a ciertos medicamentos).
  • Alcoholismo.
  • Otros factores: principalmente citomegalovirus, enfermedad de Wilson, cálculos biliares, infarto de miocardio, anemia hemolítica, enfermedades pancreáticas y enfermedades sistémicas.

Tratamiento de transaminasas altas

Altas transaminasas se deben a una enfermedad desencadenante o un factor externo asociado con el estilo de vida. En el primer caso, el tratamiento adecuado de la enfermedad debe reducir progresivamente el nivel de transaminasas.

Por otro lado, en caso de que la elevación de los niveles de transaminasas se deba al estilo de vida, conviene tomar medidas al respecto. Es probable que su médico le recomiende que siga estas pautas:

  • Dieta balanceada: Principalmente, deben evitarse los alimentos procesados ​​o grasos. La obesidad debe evitarse a toda costa.
  • Evite el exceso de azúcar y sal en los alimentos.
  • Mantente bien hidratado para ayudar al hígado a eliminar la grasa. Beba agua con regularidad.
  • Evite el consumo de bebidas alcohólicas.
  • Incrementar el consumo de verduras y frutas.
  • Cocinar alimentos al vapor, a la plancha, hervidos u horneados.
  • Realice ejercicio moderado de forma regular.

Si la inflamación del hígado es provocada por algún medicamento, tenemos que consultar al médico para ver si es posible sustituirlo por otro que no genere este efecto secundario. En todo caso, siempre debemos seguir las recomendaciones del médico.

Te puede interesar …