8 razones por las que puede tener mal sabor de boca

En la boca se almacenan miles de bacterias capaces de afectar nuestra salud bucal y alterar nuestro gusto. Hay muchas razones para tener un mal sabor de boca. ¿Quieres conocerlos?

8 razones por las que puede tener mal sabor de boca

Un mal sabor de boca es un problema desagradable que puede surgir por varias razones. Suele aparecer como consecuencia de una mala higiene bucal, el consumo de algún alimento que tenga un sabor fuerte (como la cebolla o el ajo), pero en algunos casos, cuando persiste en el tiempo, puede ser consecuencia de un problema de fondo, como la diabetes.

Para tratarlo de la forma correcta es necesario determinar el motivo que lo provoca, para ello debemos acudir al médico.

Posibles causas de mal sabor de boca

Veamos cuáles pueden ser las posibles causas de esta molestia.

1. Problemas en la cavidad bucal

Son muchos los factores que contribuyen a la aparición del mal aliento. Las bacterias de la placa, como algunos alimentos, pueden ser desencadenantes.

Generalmente, mal sabor de boca. puede aparecer como resultado de caries, acumulación excesiva de placa dental o enfermedades periodontales. En caso de que crea que puede deberse a alguno de estos problemas, le recomendamos que programe una cita con su dentista y revise sus hábitos de higiene bucal.

2. Sinusitis

La sinusitis es una inflamación de los senos paranasales resultante de una infección por bacterias, hongos o virus. Si padece sinusitis, entonces es normal que tenga mal sabor de boca.

Debido a la sensibilidad de la mucosa nasal, se crean secreciones capaces de multiplicar bacterias en la boca y generar malos sabores. Para ello te recomendamos que estés pendiente de tu rutina de higiene dental mientras desaparece la sinusitis.

Quizás te interese leer: 3 consejos naturales para acabar con la sinusitis

3. Problemas gastrointestinales

Es posible que aparezca un mal sabor de boca como consecuencia de:

  • Enfermedad.
  • Gastritis.
  • Indigestión.
  • Flatulencia
  • Estreñimiento.
  • Reflujo gastrico.
  • Úlceras estomacales

Este tipo de alteración surge cuando habitualmente consumimos alimentos que no son adecuados para el organismo. Sin embargo, esto se puede controlar con una dieta que no afecte el sistema digestivo.

Descubre: 7 pautas que debes tener en cuenta para mantener una dieta saludable

4. Úlceras bucales

Las úlceras bucales también pueden ser la causa de este malestar. Si el médico ya los ha diagnosticado, se deben seguir sus instrucciones.

5. Consumo de drogas

El uso de antibióticos en exceso altera el microbioma normal y el desequilibrio puede estar relacionado con enfermedades crónicas.

También podría aparecer un mal sabor de boca como consecuencia del consumo habitual de algunos fármacos, como:

  • Esteroides
  • Antibióticos
  • Antitiroideo.
  • Quimioterapia.
  • Medicamentos a base de zinc.

Una vez finalizado el tratamiento, el mal sabor de boca debería desaparecer.

Descubrir: Hidróxido de magnesio: indicaciones y efectos secundarios.

6. Embarazo

Una mujer embarazada puede tener mal sabor de boca durante el embarazo, especialmente en el primer trimestre, justo cuando ocurren los cambios hormonales más fuertes (acompañados de náuseas y vómitos).

7. Problemas gastrointestinales o hepáticos

Un mal sabor de boca también podría ser un síntoma de una enfermedad hepática o una de las consecuencias del reflujo, entre otros problemas.

El consumo de ciertos alimentos procesados ​​con alto contenido de grasa (como alimentos fritos) y bebidas alcohólicas puede hacer que una persona tenga mal sabor de boca.

Te recomendamos leer: 9 alimentos que cuidan tu hígado

8. Otros problemas

  • Diabetes.
  • De fumar
  • Infección de las glándulas salivales.
  • Infecciones virales que dañan las células sensoriales y cambian el sentido del gusto.
  • La menstruación puede provocar malos sabores debido a cambios hormonales.

¿Qué se debe tener en cuenta?

Si experimenta un mal sabor de boca con regularidad, le recomendamos que consulte a su médico para una evaluación. Especialmente si siente otras molestias. Por otra parte, mira en tu agenda si ya has acudido a tu chequeo periódico con el dentista.

Un especialista se encargará de detectar el problema e intentar tratarlo antes de que presente más complicaciones.

Te puede interesar …