Propiedades medicinales de la menta

La menta es muy eficaz en el tratamiento de los cólicos menstruales y para tratar los problemas nerviosos, ya que es relajante. Además, consumido con moderación, no tiene efectos secundarios.

Propiedades medicinales de la menta

La menta, también conocida como hierbabuena o hierba sagrada, es una planta que se utiliza habitualmente en la preparación de algunos platos, principalmente, para darles sabor. También se utiliza para preparar cócteles y algunas bebidas medicinales.

Está una de las plantas más utilizadas en la medicina herbal., es decir, la ciencia que estudia las propiedades medicinales de las plantas y sus usos. Esta planta aromática se utiliza en multitud de tratamientos por sus múltiples beneficios y las innumerables propiedades que aporta a la salud. Entre ellos destacan sus propiedades analgésicas, digestivas, estimulantes y antisépticas.

Uno de sus principios activos más importantes es el mentol. Es un tipo de alcohol que tiene propiedades vasodilatadoras. Al entrar en contacto con la piel, genera una sensación de frío intenso que induce analgesia. De hecho, se utiliza para el alivio sintomático de enfermedades que afectan a la piel, como eccemas, picor o urticaria.

Además, es también se utiliza en algunos fármacos descongestionantes, para el tratamiento de enfermedades del tracto respiratorio superior, como resfriados o gripe.

Beneficios de la menta

Una de las propiedades más importantes de la menta es que Tiene efectos antiespasmódicos y carminativos. Por tanto, ayuda a combatir los problemas digestivos, especialmente en casos de indigestión, flatulencia y dolor de estómago o cólicos.

También es importante en los tratamientos de las vías respiratorias, como se mencionó anteriormente, ya que contiene algunos componentes que son potentes expectorantes. Esta hierba medicinal es bastante eficaz para tratar los cólicos menstruales.

La menta tiene componentes muy eficaces para tratar problemas nerviosos. Estos componentes actúan relajando y evitando las posibles consecuencias que esta condición pueda ocasionar. Es muy eficaz como antiséptico y analgésico, por lo que se recomienda en el tratamiento de heridas.

¿Cómo utilizar? Principalmente en infusiones. Con una infusión de menta bien cargada podemos lavar una herida, sintiendo un alivio inmediato del dolor. También se utiliza en algunos tipos de quemaduras. Para el tratamiento de quemaduras es recomendable mezclar la infusión con un poco de aceite de oliva. Luego se aplica sobre la quemadura, evitando así quemaduras y posibles infecciones.

Esta maravillosa planta Es muy eficaz para acabar con el mal aliento. Esto se debe a su agradable olor a menta. De hecho, el mentol, uno de sus principales componentes, es excelente para este propósito. También es muy refrescante.

Con hierbabuena puedes preparar un té delicioso y relajante para beber antes de acostarse. Esto nos ayudará a tener un descanso muy relajante y reparador. La infusión de esta planta es muy recomendable para ayudar a eliminar los gases que se acumulan en el tracto digestivo. Es decir, esta planta también es muy útil para acabar con las flatulencias.

Preparación de la infusión de menta

La preparación de la infusión de menta es bastante sencilla. se debe notar que las hojas a utilizar deben estar tiernas. Esto se debe a que las hojas más tiernas tienen una mayor cantidad de mentol.

Más tarde llega a hervir medio litro de agua. Además, en un frasco se dejan unos cogollos u hojas tiernas de menta. Cuando el agua esté hirviendo, la añadimos al tarro que contiene las hojas y la tapamos durante unos veinte minutos. Después de esto lo pasamos por un colador y podemos tomar la primera taza (de las tres que se deben tomar durante el día).

Definitivamente…

Como es posible observar, son muchos los beneficios que podemos obtener de una planta que la mayoría de la gente cree que solo es buena para los dolores de estómago y para dar sabor a algunos alimentos.

Es muy importante que nos interesemos en descubre todos los grandes beneficios de las plantas medicinales. También es bueno saber que no hay problemas de efectos secundarios con las plantas. Siempre que se utilicen bajo las recomendaciones indicadas y sin exceder su consumo.

Tanto niños como adultos pueden tomar infusiones de menta. Sin embargo, nunca debes excederte.