Mareo cervical, causas y remedios.

Sufrir de cervicales y sus inevitables mareos es sin duda una dolencia incómoda. Puede impedirnos trabajar o hacernos cargo de nuestras responsabilidades normales.

Mareo cervical, causas y remedios.

Las cervicales son un conjunto de siete vértebras cuya función es soportar el peso de la cabeza y dotarla de movilidad.

Suele ser una zona donde se acumula la tensión provocada por una mala postura, el desgaste o la ansiedad. Esto puede acarrear diversos problemas, entre los que, inevitablemente, se encuentran los temidos mareos.

Hormigueo, calambres, sensación de frío, rigidez en el cuello y mareos. Son los síntomas más normales y, lamentablemente, en muchas ocasiones se vuelve crónico.

Causas del mareo cervical.

Compresión neurovascular

Esta compresión se debe a cambios degenerativos en las vértebras que ocurren normalmente con la edad avanzada. La rigidez que se genera puede dificultar la correcta circulación sanguínea y traer el consiguiente mareo.

Es muy importante que si sospechamos un problema circulatorio a este nivel consulte con un profesional médico.

Conflictos entre la información visual y auditiva

Una dolencia cervical se puede transmitir a niveles superiores como el oído. Aquí hay receptores especiales que detectan la posición de nuestro cuerpo. Su alteración provoca lo que conocemos como vértigo.

En el caso de la vista, la información que percibimos puede no coincidir con la que nos da el oído sobre nuestra posición y esto aumenta esa desagradable sensación de inestabilidad.

Remedios para el mareo cervical

Tratamientos recomendados

  • Tratamiento de calor frio: Empezaremos aplicando una bolsa de hielo durante tres o cuatro minutos. Luego lo cambiamos por duchas calientes, compresas calientes o bolsas de agua caliente.
  • Evite la actividad física extenuante, para no aumentar la inflamación de las cervicales.
  • Baños con agua de romero o de lavanda son muy beneficiosos. Actúan como antiinflamatorios y ayudan a aliviar contracturas, lumbalgias, dolores de cuello …
  • Intentaremos llevar un patrón de sueño regular con el que aportar estabilidad al cuerpo. Esto también reducirá los estados de estrés.
  • los Se recomienda encarecidamente el tratamiento de un fisioterapeuta. También realizamos ejercicios aeróbicos que le dan a nuestro cuerpo en general la oportunidad de liberar tensiones y mantenerse en forma.

Plantas para remediar el vértigo

  • Ginko biloba: Su extracto mejora nuestra circulación a nivel cerebral, ayudando con mareos, vértigo, zumbidos en los oídos, dolor de cabeza … Podemos tomar infusiones o tomar las preparaciones que se venden en herboristerías o tiendas naturistas.
  • Jengibre. Sus propiedades son perfectas para ayudar con los mareos y la sensación de náuseas. Podemos tomar la infusión de jengibre por la mañana.
  • Flor de la Pasion: Nos ayuda a prevenir los mareos y también es perfecto para situaciones de estrés o ansiedad que pueden provocar dolor de cuello. Intente tomarlo en infusión dos o tres veces al día.
  • Vid roja: Se usa comúnmente para mejorar la circulación cerebral, también ayudando a pacientes con mareos, vértigo, náuseas y dolores de cabeza. Tanto el jugo de uva como las hojas secas de la vid roja son muy beneficiosos. Este último se puede tomar en forma de infusión.
  • Infusiones de manzanilla y menta. Tienen las mismas propiedades que el jengibre, alivian las náuseas, los vómitos y regulan la sensación de mareo. Podemos tomarlos cuando los necesitemos.

El mareo cervical es un problema común en nuestro medio. Muchas veces se desencadenan por causas triviales, como una semana estresante, pero siempre es recomendable consultar con un profesional médico. Mientras tanto, puedes ayudarte con estos remedios caseros.

Te puede interesar …