Espirulina y sus propiedades

A la espirulina se le atribuyen varias propiedades para la salud. En este artículo te contamos si tienen una base científica y cómo podrías incorporar la espirulina a tu dieta.

Espirulina y sus propiedades

Hemos escuchado mucho sobre los beneficios de la espirulina, por ejemplo para potenciar las defensas, mejorar los trastornos cardiovasculares o prevenir múltiples enfermedades como el cáncer, pero ¿qué hay de cierto en estas afirmaciones? ¿Realmente la espirulina tiene tantas propiedades para la salud?

Aquí te explicamos cual es el espirulina, cuáles son las propiedades que se le atribuyen y por qué. Además, te compartimos tres recetas verdes y originales para incluirlo en tu dieta sin ni siquiera darte cuenta.

¿Qué es la espirulina?

La espirulina es un alga de agua dulce considerada un superalimento gracias a sus aportes nutricionales, ya que, según datos del Departamento de Agricultura de EE. UU., Tiene un alto contenido de:

  • Proteinas
  • Enzimas
  • Clorofila.
  • Acidos grasos esenciales.
  • Vitaminas (A, B, E y H).
  • Minerales (hierro, calcio, fósforo, magnesio …).

Ha sido consumido desde la antigüedad por múltiples culturas y suele recomendarse especialmente a mujeres embarazadas, niños, deportistas y cualquier persona que quiera tomar un complemento natural completo sin contraindicaciones.

Beneficios de la salud

Aquí compartimos contigo los supuestos beneficios para la salud de la espirulina.

Según un artículo publicado en Medicina alternativa y complementaria basada en la evidencia, la espirulina:

  • Mejoraría las defensas cubriendo las deficiencias nutricionales.
  • Tendría propiedades antiinflamatorias.
  • Ayudaría a combatir los virus, según diferentes estudios in vivo.
  • Sería útil para adelgazar por su poder saciante. No hemos encontrado evidencia concluyente al respecto.
  • Ayudaría a prevenir el cáncer por su alto poder antioxidante. De hecho, algunos expertos han señalado en el pasado que ayudaría a destruir tumores. Esta información no ha sido verificada, por lo que se necesitan nuevos estudios.
  • Previene las enfermedades cardiovasculares al reducir el colesterol y los triglicéridos en sangre y aumentar el colesterol bueno, o HDL, según un estudio de larga data. Serían necesarias más investigaciones.
  • Se cree que aumentaría la vitalidad, por lo que se recomienda para la fatiga. Sin embargo, no existen datos concluyentes al respecto.
  • Su contenido en triptófano mejoraría estados de ánimo como la depresión y la ansiedad.

La espirulina se puede consumir en tabletas, cápsulas o en polvo. Algunas personas han dejado de tomarlo en polvo por su sabor, pero a continuación detallamos tres recetas para incluirlo en la dieta de forma original y así multiplicar los beneficios de estos alimentos.

Consulte con su médico antes de incluir la espirulina en su dieta. Recuerde que los remedios naturales pueden actuar como un complemento del tratamiento prescrito por un profesional pero de ninguna manera, como un tratamiento en sí mismos.

Empiece el día con un batido verde

Los batidos verdes son famosos entre las personas que comen principalmente verduras crudas. Aunque su apariencia puede provocar rechazo, ya que no estamos acostumbrados a un batido verde dulce, lo cierto es que saben delicioso. Además, sería una forma enérgica y saludable de empezar el día.

Con un batido diario aseguramos una buena dosis de vitaminas y minerales por la mañana y, en poco tiempo, podemos notar una gran mejoría en temas de salud y belleza.

¿Qué ingredientes usaremos para 2 o 3 personas?

  • Una cucharada de espirulina en polvo.
  • Un puñado de espinacas crudas.
  • Dos piezas de fruta: manzana, pera, fresa, plátano, etc.
  • Nueces molidas: almendra, avellana.
  • Frutos secos: dátiles, higos, orejones, coco.
  • Un vaso de líquido: jugo de naranja, agua, bebida vegetal.
  • Edulcorante natural al gusto: sirope de agave, stevia, miel.
  • Una cucharada de aceite de lino o sésamo.

Trituraremos bien los ingredientes hasta que quede una textura suave, y a medida que vayamos tomando los batidos nos sorprenderá lo deliciosos que pueden quedar con nuevos ingredientes. Lo ideal sería eliminar cada vez más el edulcorante y aumentar la verdura verde.

Disfruta de una sopa de cebolla verde

La sopa de cebolla es un alimento tradicional al que se le atribuyen muchas propiedades. De hecho, mucha gente argumenta que sería una buena remedio para los resfriados y la gripe.

Sofreír la cebolla con aceite de oliva, el ajo, una pizca de comino, una pizca de chile o cayena y sal al gusto. Cuando esté dorado le añadimos un caldo casero o comprado y lo dejamos hervir durante 15 minutos. Cuando esté a punto de terminar añadimos la clara de huevo y removemos bien.

Antes de servir, para que no pierda sus propiedades con el calor, añadimos la espirulina en polvo. También podemos añadir unos trozos de pan tostado y frito.

Prepara una tortilla verde sin huevos

Hacer una tortilla sin huevo es posible, y lo recomendamos especialmente para quienes no pueden comerlo. Sustituiremos el huevo por garbanzo y harina de maíz a partes iguales que iremos batiendo con agua hasta conseguir una textura similar a la del huevo batido. A esta tortilla le agregaremos espirulina en polvo y una salsa de verduras al gusto.

Spirulina, un alimento prometedor

A pesar de que muchas de sus propiedades no se han evidenciado hasta la fecha, la espirulina es un alimento que destaca por su alto valor nutricional. En este sentido, se puede incluir en el contexto de una dieta equilibrada para mejorar el aporte de muchos micronutrientes esenciales.

Te puede interesar …