Espino: usos, beneficios y riesgos

Basado en evidencia El artículo está basado en evidencia científica y fue escrito y revisado por profesionales (el contenido incluye referencias científicas). Todo el contenido de nuestro sitio web ha sido revisado, sin embargo, si cree que nuestro contenido es inexacto, desactualizado o cuestionable, puede Contáctenos para hacer las correcciones necesarias. 5 minutos

El espino es una planta medicinal con interesantes aplicaciones en salud. ¿Cuáles son los principales usos? ¿Causa efectos secundarios? Aquí te lo detallamos.

Espino: usos, beneficios y riesgos

Espino (Crataegus monogyna), también conocido como «espino blanco» o «espino blanco», Es un arbusto espinoso que pertenece a la familia de las rosáceas. Proviene de las zonas templadas de Europa, América del Norte y Asia. Sin embargo, también se encuentra en algunos países de América del Sur, como Chile y Argentina.

La planta alcanza hasta 6 metros de altura y se caracteriza por ramas espinosas, hojas sin pelo y dentadas, flores blancas y pequeñas bayas dulces que se pueden consumir en diversas recetas, como mermeladas, jaleas, dulces y vinos. Además, todas sus partes tienen compuestos con propiedades medicinales.

En particular, y como se afirma en un artículo publicado en la revista Nutrients, concentra una cantidad relevante de antioxidantes, asociado a una mejor calidad de la dieta y una disminución del riesgo cardiovascular. Asimismo, se le atribuyen efectos ansiolíticos y antiinflamatorios. ¿Cuáles son los principales usos? ¡Sigue leyendo!

Usos y beneficios del espino

Tanto las hojas, las flores y las bayas del espino contienen fitonutrientes (proantocianidinas oligoméricas y flavonoides), cuyos La asimilación en el cuerpo está relacionada con importantes efectos sobre la salud.. Veamos en detalle para qué se utilizan en medicina natural.

Antiinflamatorio

Aunque la evidencia en humanos es limitada, se cree que los extractos de espino tienen potencial antiinflamatorio. En un estudio publicado en Interacciones químico-biológicas, un disminución de la inflamación en ratones con enfermedad hepática después de usar un suplemento obtenido de la baya del espino.

Por otro lado, una investigación en la revista Plos One determinó que esta planta era útil para reducir la inflamación alérgica de las vías respiratorias en ratones con asma. Dados estos resultados, los científicos creen que este remedio a base de hierbas puede tener los mismos efectos en los seres humanos. Aún así, se requieren investigaciones.

Presión arterial

Uno de los principales usos del espino tiene que ver con la reducción de la presión arterial alta. Sus bayas, como sus hojas y otras partes, concentran antioxidantes que favorecen la vasodilatación. En consecuencia, los vasos sanguíneos se relajan y la presión disminuye.

La investigación en medicamentos y terapias cardiovasculares informó que un extracto de hojas y flores de Crataegus ayudó a generar un efecto de relajación vascular. Mientras tanto, un estudio en el British Journal of General Practice encontró que 1200 miligramos de extracto de espino ayuda a reducir la presión arterial alta en pacientes con diabetes tipo 2.

Reducir la presión arterial con espino sería particularmente útil en pacientes diabéticos.

Colesterol y triglicéridos

Tanto el colesterol como los triglicéridos son lípidos que juegan un papel importante en la producción de hormonas y en el transporte de nutrientes. Sin embargo, como explica un artículo publicado en Current Atherosclerosis Reports, su acumulación en la sangre puede provocar la formación de placas en los vasos.

Por tanto, es fundamental adoptar hábitos que permitan estabilizar sus niveles y reducir los riesgos que conlleva. En este sentido, el espino tiene efectos positivos, ya que ayuda a reducir la acumulación de grasa.

Del mismo modo, los investigadores observó una reducción de entre el 28% y el 47% en los triglicéridos hepáticos. La investigación en The American Journal of Chinese Medicine respalda estas propiedades, pero se requieren más estudios en humanos.

Digestión

Frutos de espino y sus extractos se han utilizado como coadyuvantes para calmar problemas digestivos. En particular, favorecen el alivio de la indigestión y el dolor de estómago. Esto se atribuye en gran parte a su contenido de fibra, que actúa como prebiótico.

Según una publicación en Hospital Nutrition, los prebióticos alimentan a las bacterias intestinales y promueven su equilibrio. Entre otras cosas, se ha determinado que el extracto de espino mejora el tránsito intestinal y favorece el alivio de las úlceras pépticas.

Otros posibles beneficios del espino

En medicina natural, el espino es multiusos.. Dada su larga trayectoria como aliado para la salud, también se le atribuyen otras aplicaciones.

Aún así, como enfatiza la corporación estadounidense WebMD, la evidencia es insuficiente. Específicamente, se cree que ayuda en lo siguiente:

  • Angina o dolor de pecho.
  • Insuficiencia cardiaca.
  • Problemas de circulación sanguínea
  • Ansiedad.
  • Arritmia cardíaca.
  • Espasmos musculares.
  • Disminución de la frecuencia cardíaca.
  • Habilidades de memoria y pensamiento.

Riesgos y posibles efectos secundarios del espino

Para la mayoría de los adultos sanos, el espino y sus extractos son seguros.. No se han informado efectos secundarios graves después del consumo. Aún así, como se discutió en una revisión de la Biblioteca Cochrane, puede causar náuseas y mareos leves en algunas personas.

Por otro lado, según una revisión en American Family Physician, una sobredosis de la planta puede provocar arritmias y baja presión arterial. Otras reacciones no deseadas incluyen las siguientes:

  • Síntomas intestinales
  • Fatiga.
  • Dolor de cabeza.
  • Palpitaciones
  • Sedación.
  • Hemorragia nasal.
  • Transpiración

¡Ojo! No debe pasarse por alto que también puede tener interacciones con ciertos medicamentos, especialmente los recetados para enfermedades cardiovasculares. Si es así, lo mejor es evitar su consumo.

Tampoco se aconseja tomarlo simultáneamente con otras plantas o suplementos que tengan efectos cardíacos. Debe evitarse su consumo durante el embarazo y la lactancia.

Los medicamentos para las afecciones cardíacas no deben combinarse con el espino, debido al riesgo de interacción.

Recomendaciones para aprovechar el espino

La historia del espino como remedio natural sugiere que tiene interesantes beneficios digestivos y cardiovasculares. Aún así, no debe considerarse un tratamiento de primera línea para enfermedades. Lo ideal es comentarle al médico la intención de incluir este suplemento en la dieta.

Los remedios de espino se pueden encontrar en formas como tés, hojas secas, píldoras, líquidos y polvos. Por otro lado, sus frutos rojos se distribuyen en forma de vino, mermelada, postres y vinagre. Las dosis sugeridas varían de 250 a 500 miligramos, 3 veces al día. En cualquier caso, se deben seguir las recomendaciones del fabricante.

Te puede interesar …