Axilas irritadas: los 7 mejores remedios caseros

La irritación de las axilas es incómoda y puede provocar una infección. Te damos 7 remedios caseros para las axilas irritadas.

Axilas irritadas: los 7 mejores remedios caseros

La irritación de las axilas es un síntoma muy común, generalmente causado por picazón. Esto se caracteriza por una picazón exasperante, casi siempre acompañada de piel roja, escamosa y pequeños granos inflamados. Afortunadamente, existen algunos remedios caseros para las axilas doloridas.

Aunque no es una afección grave, es bastante molesta y, a veces, puede empeorar por la infección de algunas bacterias. Por eso es importante brindar algún tipo de tratamiento, con ingredientes suaves que ayuden a controlar las molestias.

En esta ocasión queremos compartir 7 buenos remedios que, aplicados varias veces, pueden ayudar a solucionarlo. ¡Tomar nota!

1. El aceite de vitamina E entre los remedios caseros para las axilas irritadas

El aceite de vitamina E es un producto antiinflamatorio y antioxidante que, tras ser absorbido por la piel, acelera el proceso de reparación al tiempo que proporciona un efecto hidratante. Su uso en axilas irritadas ayuda a controlar el picor y, de paso, calma las alergias que lo producen.

¿Cómo utilizar?

  • Abra una cápsula de vitamina E y aplique el producto en las áreas que desea tratar.
  • Masajea con las yemas de los dedos y asegúrate de que se absorba bien.
  • Úselo 2-3 veces al día para controlar los síntomas.

2. Bolsas de avena

Las bolsas de avena se han vuelto muy populares en todo el mundo porque son útiles para eliminar las células muertas. En seguida aportan hidratación y nutrientes extra a la piel. Este ingrediente natural ayuda a regular el pH de la piel y, de paso, alivia el picor y la inflamación.

¿Cómo usarlos?

  • Llena una bolsita de tela con avena y, durante la ducha, úsala para frotar suavemente las axilas irritadas.
  • Repetir su aplicación todos los días.

3. Calma tus axilas irritadas con leche fría

Ácido láctico en la leche Es útil para equilibrar el pH natural de la piel. y, de paso, controlar la irritación. Estas propiedades, sumadas a su efecto refrescante, lo convierten en uno de los remedios caseros para las axilas que contrarrestan las molestias que provoca el picor.

¿Cómo usarlo?

  • Ponga a enfriar un poco de leche y, cuando esté fría, frótela sobre la piel de las axilas con ayuda de un trozo de algodón.
  • Repetir su uso 2 o 3 veces al día.

4. Miel de abejas

Un estudio del Central Asian Journal of Global Health reveló que la miel es un poderoso agente contra los trastornos de la piel. Por tanto, el poder hidratante y antiinflamatorio de la miel puede utilizarse como parte del tratamiento de las irritaciones cutáneas.

Sus compuestos activos minimizan el picor y el enrojecimiento. También previenen el desarrollo de infecciones.

¿Cómo usarlo?

  • Tome una pequeña cantidad de miel pura y frótela sobre la piel de las axilas.
  • Espera a que actúe durante 10 minutos y enjuaga con agua tibia.
  • Úselo 2 veces al día, hasta que se alivie la irritación.

5. Limón para axilas irritadas

La aplicación de limón en las axilas no solo evitar infecciones e irritación; también ayuda a reducir las manchas oscuras previene los malos olores.

¿Cómo utilizar?

  • Corta un par de rodajas de limón y frótalas sobre la piel de las axilas durante un par de minutos.
  • Úselo todos los días antes de acostarse.
  • Si, debes tener tenga cuidado de no exponer su piel al sol sin protección, ya que el limón lo hace susceptible a las manchas.

6. Aceite de almendras

Los ácidos grasos del aceite de almendras tienen efectos hidratantes y reparadores. Así, al ser asimilados en la piel, promueven la actividad de sus células.

Su uso en las axilas ayuda a controlar la inflamación y reduce síntomas molestos como picazón y ardor.

¿Cómo utilizar?

  • Humedecer un trozo de algodón con aceite de almendras y frotarlo sobre las zonas afectadas con un ligero masaje.
  • Deje que se absorba bien y utilícelo hasta 2 veces al día.

7. Yogur natural

Entre los remedios caseros para las axilas irritadas se encuentra el yogur natural. los Los probióticos naturales que contiene actúan contra las bacterias dañinas., mientras regula el pH para evitar infecciones. Sus nutrientes apoyan el proceso de reparación de la piel afectada y, al mismo tiempo, controla la irritación y el enrojecimiento.

Según la Dra. Whitney Bowe, dermatóloga de Nueva York que ha publicado estudios sobre el uso del yogur, es excelente para afecciones cutáneas críticas como el acné, la rosácea y el eccema. Además, combate las arrugas. Este especialista recomienda su consumo externo además de su consumo.

¿Cómo utilizar?

  • Tome una cucharada de yogur natural y frótelo en las axilas hasta que se absorba por completo.
  • Déjalo actuar durante 20 minutos. Luego enjuague con agua tibia.
  • Repetir su aplicación 2 veces al día, hasta notar una mejoría en la piel afectada.

¿Notas tus axilas enrojecidas e irritadas? Adelante, prepare cualquiera de los remedios mencionados y Descubra lo buenos que son para despedirse de este problema.

Te puede interesar …