Anemia: 10 claves para mejorar

Basado en evidencia El artículo está basado en evidencia científica y fue escrito y revisado por profesionales (el contenido incluye referencias científicas). Todo el contenido de nuestro sitio web ha sido revisado, sin embargo, si cree que nuestro contenido es inexacto, desactualizado o cuestionable, puede Contáctenos para hacer las correcciones necesarias. 4 minutos

La vitamina C nos ayuda a asimilar el hierro de los alimentos, por lo que podemos aprovechar los cítricos para facilitar esta acción e incluirlos en nuestras preparaciones.

Anemia: 10 claves para mejorar

La anemia es una afección en la que las células del cuerpo no reciben suficiente oxígeno. La causa más común es la falta de hierro. (anemia ferropénica), pero también puede ser provocada por algunas enfermedades, por lo que siempre es recomendable acudir al médico.

Para las personas que a menudo sufren de anemia por deficiencia de hierro, presentamos algunos alimentos muy ricos en hierro, así como algunos sencillos y efectivos consejos para llevar a cabo a diario.

¿Qué síntomas puede presentar la anemia?

La anemia por deficiencia de hierro es causada por la falta de hierro, a menudo debido a la pérdida de sangre o al embarazo. Se trata con pastillas de hierro recetadas por el médico y con alimentos ricos en hierro.

La anemia puede tener los siguientes síntomas:

  • Palidez.
  • Respiración dificultosa.
  • Sentirse débil o cansado
  • Palpitaciones
  • Dolor de cabeza.
  • Problemas de la vista.
  • Insomnio.
  • Pobre concentración
  • Mareo

Lea también: ¿Cómo sé si tengo anemia?

¿Qué debemos hacer?

Si tenemos algunos de los síntomas y sospechamos que puede ser anemia, tendremos que acudir a un especialista para que haga el diagnóstico e indique el tratamiento.

En muchos casos, el médico prescribirá un suplemento de hierro. Debemos tener cuidado con estos suplementos, ya que son oxidantes y pueden promover lesiones, gastritis y malestar estomacal. Si nos las han recetado, es recomendable tomarlas siempre junto con vitamina C y consultar a un médico si tenemos molestias.

10 sencillos consejos para hacer frente a la anemia

Además de los suplementos de hierro recetados por el especialista, podemos seguir las siguientes pautas para probar proporcionar la máxima cantidad de hierro de la forma más natural posible.

1. Jugo de limón

El limón es una excelente fuente de vitamina C, que nos ayuda a asimilar mejor el hierro de los alimentos. Aprovecha sus beneficios aderezando tus comidas con un chorrito de jugo de limón. Hágalo especialmente con alimentos ricos en hierro, como carnes, pescados o ensaladas.

2. Vegetales verdes

Las altas cantidades de clorofila contenidas en vegetales verdes como la espinaca, el apio, las hojas de mostaza y el brócoli son buenas fuentes de hierro. Es mejor consumir espinacas cocidas, ya que las hojas crudas contienen ácido oxálico que puede prevenir la absorción de hierro en el organismo.

3. Semillas de sésamo

Comer semillas de sésamo es otra excelente manera de aumentar la ingesta de hierro, especialmente las semillas de sésamo negro. Podemos remojar las semillas de sésamo en un poco de agua durante dos o tres horas y luego molerlos hasta formar una pasta. Tómalo con una cucharadita de miel.

4. Pasas y dátiles

Estos frutos secos ofrecen una combinación de hierro y vitamina C. Esto permite que el cuerpo absorba el hierro de manera rápida y eficiente. Podemos incorporar un puñado de pasas y uno o dos dátiles para el desayuno o como merienda a media mañana. También aportan energía.

No te pierdas: Tipos de dietas que pueden ayudar al tratamiento de la anemia

5. Remolacha

La remolacha fresca también se puede incorporar a la dieta de las personas con anemia. Hay estudios que sugieren que la remolacha es una fuente natural de preparaciones farmacéuticas. con efectos hematopoyéticos y para el tratamiento de la anemia o enfermedades asociadas.

6. Granadas

Las granadas, mientras tanto, Son ricas en hierro y también en otros minerales como el cobre y el potasio. Podemos beber zumo de granada con regularidad para aumentar los niveles de energía.

7. Evite los lácteos y el café

Así como la vitamina C puede mejorar la absorción de hierro, otros nutrientes pueden interferir con ella. Calcio en productos lácteos y algunas verduras. puede evitar que nuestro cuerpo absorba el hierro de nuestra dieta; lo mismo ocurre con los compuestos presentes en el té y el café.

8. Regular la menstruación

En las mujeres, menstruaciones abundantes pueden ser una de las causas de la anemia. En este caso, no tienes que preocuparte tanto por comer alimentos con hierro, sino por regular el ciclo menstrual. Para ello, lo mejor es acudir al ginecólogo para obtener recomendaciones y pautas a seguir.

9. Suplementos de hierro

Los suplementos de hierro existen en varias formas, como fumarato ferroso, sulfato ferroso y gluconato ferroso. Estos productos proporcionan diferentes cantidades de hierro elemental y los perfiles de efectos secundarios también pueden ser diferentes.

Si experimenta efectos secundarios con un suplemento ferroso, consulte a su farmacéutico o médico para que le aconseje cambiar de suplemento.

10. Trate la enfermedad subyacente

Algunas veces, La anemia puede estar relacionada con una enfermedad autoinmune.. Si ese es tu caso o tienes factores genéticos importantes para padecerlo, debes evitar o reducir al máximo el consumo de leche y productos lácteos.

Finalmente, recuerda que es importante consultar a un médico para confirmar la anemia y tener un seguimiento y tratamiento adecuados.