9 consejos para rejuvenecer el rostro de forma casera y natural

La apariencia comienza con el rostro. Con un simple cuidado puedes lucir más joven y sonrosada.

9 consejos para rejuvenecer el rostro de forma casera y natural

Rejuvenecer el rostro puede parecer una misión casi imposible, pero hacerlo puede ser simple y natural siguiendo estos sencillos consejos.

Descubre en este artículo cuáles son los 9 mejores consejos para tener una tez joven, firme y luminosa.

Consejos para rejuvenecer el rostro

1. Consume antioxidantes

Si queremos rejuvenecer el rostro y nuestro cuerpo en general de forma natural, debemos comenzar con una buena dieta.

Nuestra dieta no solo debe ser equilibrada y saludable, sino también rica en alimentos con propiedades antioxidantes, según este estudio realizado por la Universidad Autónoma Metropolitana de México.

Hay una gran variedad de nutrientes que tienen la virtud de protegernos de la oxidación producida por los radicales libres en nuestro cuerpo:

  • Vitamina C: Verduras de hoja verde, frutas cítricas, espárragos, brócoli, aguacate, mostaza fresca, remolacha, repollo, grosella.
  • Vitamina E: frutos secos, espinacas, aguacate, cereales integrales, polen, perejil, aceites vegetales extraídos en frío.
  • Betacarotenos: aceite de hígado de pescado, alfalfa, espárragos, albaricoque, remolacha, zanahoria, ajo.
  • Licopenos: tomate, sandía, guayaba.
  • Flavonoides: alfalfa germinada, espinaca, limón, cebolla, mora, pimienta negra, té verde, vino, cerveza.
  • Vitamina B6: carne, pescado, leche, huevos, cereales integrales, patatas, espinacas, germen de trigo, aguacate, frutos secos, levadura de cerveza.
  • Europein: Uva y vino tinto.
  • Oleína: aceite de oliva.

También se recomienda el omega 3, como el contenido en salmón que Contiene antioxidantes, como se afirma en este estudio realizado por TNO Nutrition and Food Research (Holanda).

¿Desea saber más? 3 jugos antioxidantes para combatir el envejecimiento prematuro

2. No abuses del sol

La exposición al sol de forma moderada nos ayuda a tener un bonito bronceado y a obtener la vitamina D, fundamental para el organismo.

Sin embargo, tomar el sol de forma abusiva provocará un envejecimiento prematuro de la piel, entre otras consecuencias negativas para nuestra salud.

Podemos exponernos a la luz solar durante 10 a 15 minutos al día. De esta forma lo convertiremos en un hábito saludable sin dañar nuestra piel.

Si tiene que estar al sol durante largos períodos de tiempo, ya sea por trabajo o por placer, use protector solar.

3. Auto-masajes faciales

Los masajes faciales o auto-masajes no solo son agradables y relajantes, también son un técnica casera y natural para rejuvenecer progresivamente el rostro.

Puedes hacerlas por la mañana al levantarte, justo antes de acostarte o en cualquier momento del día que tengamos unos minutos libres.

Se recomienda utilizar aceites vegetales o cremas naturales.

Lo importante es que consigamos activar la circulación y dar elasticidad a la piel.

Intentaremos diferentes tipos de masajes en la frente, mejillas, nariz, barbilla y, muy suavemente, alrededor de los ojos.

Para realizar masajes faciales solo debes utilizar los dedos anular y medio, así como los movimientos deben ser suaves de forma circular en los ojos, pómulos y mentón ascendentes, y en la frente del centro del mismo hacia afuera.

Leer más: Descubre los 10 mejores aceites esenciales

4. Cepillado suave

Los cepillos faciales deben ser muy suaves.

Existen unos cepillos con los que también podemos masajear la piel de la piel.

De esta manera conseguimos activar la circulación y exfoliar la piel para eliminar las células muertas que dan un aspecto gris y apagado a la tez.

El masaje con el cepillo debe ser muy suave, especialmente en las zonas más sensibles del rostro. Podemos hacerlo 1 o 2 veces por semana.

¿No sabías? Mascarilla de avena y levadura de cerveza para cabello y piel

5. Cuidado con las muecas y las tensiones

Las tensiones del día se reflejan en nuestros rostros, así como las muecas que solemos hacer.

Debes evitar por todos los medios estos dos malos hábitos que bloquean la circulación y promueven las arrugas prematuras.

Los masajes serán de gran ayuda, pero también debemos tomar conciencia de nuestro rostro.

6. Contacto con la naturaleza

Siempre que podamos debemos salir de las ciudades y la vida urbana y escapar a entornos naturales del mar o la montaña.

El aire limpio y la vida natural también nutren nuestra piel y nos ayudan a encontrar un equilibrio con nosotros mismos, lo que repercutirá positivamente en nuestro rostro.

7. Aceites vegetales y aceites esenciales

Podemos nutrir nuestra piel a diario con aceites vegetales y aceites esenciales, ya que son ingredientes naturales de la cosmética casera con un alto poder antioxidante.

Aceites vegetales antiinflamatorios, como recomienda este artículo de la Facultad de Medicina de la Universidad Chang Gung de Taiwán, y que enfatiza los de:

  • Coco
  • Almendra
  • Jojoba
  • rosa mosqueta
  • Nuez
  • Aceituna
  • Lavanda
  • Romero
  • Girasol

8. Beba mucha agua

No olvides beber mucha agua para mantener tu piel hidratada y libre de impurezas.

El agua potable es muy recomendable, como se afirma en este estudio realizado por la Sociedad Española de Nutrición Básica y Aplicada.

Un litro y medio de agua al día será suficiente para ayudar a rejuvenecer el rostro con buenos hábitos.

9. El reflejo del interior

Nuestro rostro es un reflejo de nuestro interior. Por eso, para tener un rostro sano, bonito y joven también debemos ser así por dentro.

Lucha todos los días por llevar una vida sana, en armonía con nosotros mismos y con los demás también tendrá efectos sorprendentes en nuestra piel.

Te puede interesar …