5 remedios caseros para tratar las infecciones de la piel

Hecho verificado El artículo ha sido verificado para garantizar la mayor precisión posible (el contenido incluye enlaces a sitios de medios de comunicación de renombre, instituciones de investigación académica y, ocasionalmente, estudios médicos). Todo el contenido de nuestro sitio web ha sido revisado, sin embargo, si cree que nuestro contenido es inexacto, desactualizado o cuestionable, puede Contáctenos para hacer las correcciones necesarias. 6 minutos

Para tratar una infección cutánea es fundamental conocer su (s) causa (s), por ello es imprescindible acudir al dermatólogo para una valoración. Una vez dado el diagnóstico, es importante atender sus recomendaciones y cumplir con el tratamiento que se prescribe.

5 remedios caseros para tratar las infecciones de la piel

Según la sabiduría popular, existen varios remedios caseros para tratar las infecciones de la piel que podrían utilizarse en varios casos como tratamiento complementario. ¿Te interesa saber qué son y cómo aprovecharlos? Toma nota de todo lo que te vamos a contar a continuación.

¿Qué es la piel?

La piel es el órgano más grande del cuerpo humano. Suele tener una extensión total de 2 metros en la edad adulta. Sin embargo, las dimensiones varían según la construcción y la antigüedad.

Su función principal es servir como barrera protectora. para los órganos internos del cuerpo frente a factores externos.

El grosor de la piel varía de 0,5 milímetros a 4 milímetros, según las diferentes zonas del cuerpo. Su estructura Se divide en tres capas principales: la epidermis, la dermis y la hipodermis.

  • Epidermis: Es la capa más superficial de la piel. Está formado por queratinocitos, células que contienen una proteína llamada queratina. Este se encarga de actuar como cuerpo defensivo ante el impacto del agua.
  • Dermis: Es la segunda capa de la piel, la más gruesa. Está directamente adherido a la membrana basal. Su función es proteger frente a los diferentes traumas a los que pueda estar expuesto.
  • Hipodermis: Es el tejido subcutáneo, la capa dispuesta para el almacenamiento de grasa. Está compuesto por colágeno y fibras elásticas que le dan movilidad a la piel, así como la capacidad de expandirse.

Resumiendo: la piel es un órgano que está expuesto a todo tipo de factores, entre ellos, las inclemencias del medio ambiente. Por eso, es necesario cuidarlo a diario para evitar que se enferme.

Sin embargo, cuando ya ha sido infectado, puede presentar diversas alteraciones, como pústulas, enrojecimiento, hinchazón, etc., todos muy molestos, incluso desde el punto de vista estético.

Descubrir: Microbioma de la piel: ¿Por qué es tan importante?

¿Por qué combatir las infecciones cutáneas?

Infecciones de la piel que no se tratan a tiempo. puede causar una serie de desequilibrios graves en el funcionamiento del organismo. Entre estas consecuencias, podemos destacar la alta producción de glóbulos blancos en la sangre, que pueden provocar pus.

Por esta razón, es de suma importancia mantener a raya la producción de bacterias y microorganismos que pueden causar estos desequilibrios.

El cuidado debe ser aún más intenso en personas con sistemas inmunológicos débiles. Para estos fines, existen varios antibióticos caseros que son muy efectivos.

¿Cómo prevenir las infecciones cutáneas?

Es esencial mantener la piel libre de cualquier tipo de lesiones. Los cortes y quemaduras, por ejemplo, son catalizadores de la proliferación de bacterias cutáneas.

Por otro lado, mantener la piel correctamente arreglada es vital. Recuérdalo la acumulación de gérmenes es una de las principales causas de la aparición de infecciones.

Del mismo modo, es fundamental evitar la humedad en la piel, ya que los microorganismos tienden a reproducirse en ambientes acuosos.

Remedios caseros para las infecciones de la piel.

Según las creencias populares, algunas infecciones cutáneas comunes (y leves) pueden aliviarse con los siguientes artículos para el hogar.

Antes de usarlos, sería recomendable consultar a un médico. De esta forma, sabrás qué dosis usar, cómo aplicarlo correctamente, cuándo y cuándo evitarlo por completo, entre otras cuestiones.

1. Bicarbonato de sodio

Ingredientes

  • 2 cucharadas de bicarbonato de sodio (18 g).
  • 2 cucharadas de agua tibia (30 ml).

Preparación

  • Primero, mezcle ambos ingredientes para formar una pasta.
  • Luego colóquelo sobre la superficie del cuerpo que desea tratar.

2. Ungüento de yogur y limón

La pomada de yogur y limón es una mezcla a la que se le atribuyen propiedades antibacterianas y antisépticas, por lo que se considera que puede ser útil para combatir las infecciones de la piel y los hongos en las uñas.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de yogur (40 g).
  • 3 cucharaditas de jugo de limón (15 ml).

Preparación

  • Combina el yogur con el jugo de limón hasta obtener una mezcla homogénea.
  • Aplicar sobre la zona afectada, dejar actuar unos minutos y luego enjuagar bien con agua y jabón.

Nota: Los dermatólogos no recomiendan aplicar jugo de limón u otras frutas cítricas en la piel. para tratar infecciones, eliminar imperfecciones o cualquier cosa por el estilo, ya que puede provocar irritaciones, manchar la piel y agravar el problema inicial. También comentan que el hecho de que los remedios caseros lo incluyan como ingrediente no significa que sea 100% benigno o recomendable.

Descubre: 5 productos que nunca debes usar en la piel del rostro

3. Aloe vera

Aunque el gel de aloe vera se usa comúnmente para fabricar todo tipo de productos para el cuidado de la piel, no es el producto más recomendado para tratar infecciones de la piel.

Sin embargo, hay quienes aplican gel de aloe vera natural sobre la piel, para hidratarla y reducir las bacterias que están causando la infección.

Descubre: 6 fabulosos remedios caseros a base de hoja de aloe

4. Miel

La sabiduría popular considera que La miel, además de ser un alimento rico en calorías y antioxidantes, es un antibiótico natural. Por este motivo, recomienda utilizarlo para aliviar algunas molestias provocadas por infecciones de la piel, como la sequedad y el picor por ejemplo.

Hay quienes hacen mezclas de miel con yogur u otros alimentos para preparar cremas y mascarillas caseras para calmar la piel, sin resecarla.

5. Infusiones de aceitunas

Según las creencias populares, las hojas de olivo pueden ayudar a combatir las infecciones cutáneas, ya que se cree que tienen un efecto antiséptico.

Algunas personas las humedecen y las aplican directamente sobre la zona afectada, otras beben la infusión que se prepara con ellas, mientras que otras optan por preparar la infusión y aplicarla como tónico casero.

Descubre: Entrevista a Rocío Gil Redondo, cuidado de la piel y las últimas técnicas de rejuvenecimiento

Antes de recurrir a un remedio, consulte a su médico.

Manten eso en mente no todas las pieles son iguales ni tienen que reaccionar favorablemente a los mismos tratamientos naturales. Por eso, lo mejor es consultar siempre con su médico antes de aplicar o ingerir cualquier tipo de remedio natural.

Además, no todas las infecciones de la piel tienen los mismos síntomas ni afectan a todos de la misma manera. Hay muchas variables a considerar, no solo el patógeno. Como mencionamos anteriormente, también debe considerar su tipo de piel, hábitos de estilo de vida, etc.

Definitivamente, Para poder tratar una infección correctamente, lo mejor es seguir las instrucciones del dermatólogo.

Te puede interesar …