5 expectorantes caseros para calmar la tos

Hecho verificado El artículo ha sido verificado para garantizar la mayor precisión posible (el contenido incluye enlaces a sitios de medios de comunicación de renombre, instituciones de investigación académica y, ocasionalmente, estudios médicos). Todo el contenido de nuestro sitio web ha sido revisado, sin embargo, si cree que nuestro contenido es inexacto, desactualizado o cuestionable, puede Contáctenos para hacer las correcciones necesarias. 6 minutos

En caso de congestión, lo mejor es seguir las instrucciones del médico. Además, se le puede consultar sobre el uso de ciertos remedios caseros, como los siguientes jarabes expectorantes.

5 expectorantes caseros para calmar la tos

Calmar la tos es una necesidad urgente cuando tenemos congestión y otras molestias. Por ello, tratamos de buscar alivio de diferentes formas, una de ellas es mediante la preparación de expectorantes caseros con ingredientes naturales de uso común, como la miel, la cebolla y el ajo.

Estos tres ingredientes no solo son muy fáciles de conseguir, sino que también cuando se juntan en la misma receta, el sabor es agradable. Además, la miel hace que la textura sea suave y calmante para el dolor de garganta. A continuación, te contamos cómo prepararlos. ¡Tomar nota!

Expectorantes

Según una publicación de Offarm Magazine, los fármacos expectorantes son aquellos cuyas propiedades Ayudar a promover la expulsión de las secreciones bronquiales que quedan acumuladas en el tracto respiratorio.

Por lo general, se encuentran en forma de jarabes y se usan para aliviar la tos, los resfriados y otras afecciones bronquiales y pulmonares. Su principal objetivo es conseguir un aumento de las secreciones acuosas de las glándulas submucosas y salivales, lo que juega un papel relevante en la eliminación del exceso de moco.

5 jarabes expectorantes para calmar la tos de forma natural

Una de las formas más comunes y efectivas de aliviar el malestar de la tos es el uso de expectorantes. Si bien las opciones en el mercado son abundantes, la composición de algunos ingredientes de origen natural ofrece efectos similares y una sensación de alivio.

Sin embargo, Hay que tener en cuenta que la idea de utilizar estos remedios no es sustituir el tratamiento prescrito por el médico., pero consumirlos como complemento. Eso sí, manteniendo siempre buenos hábitos de vida. Con esto en mente, te mostramos las 5 recetas que se recomiendan en el ámbito popular.

1. Esperando almíbar con miel y pimienta de cayena

Uno de los principales componentes de la pimienta de cayena y los pimientos picantes es la capsaicina, sustancia que se caracteriza por producir una sensación de ardor en la boca. Según un ensayo clínico publicado en Respiratory Medicine, la capsaicina puede mejorar la rinitis no alérgica y disminuir los síntomas de la tos.

Por otro lado, la miel, según la Clínica Mayo, también tendría propiedades para aliviar la tos. De hecho, se argumenta que puede ser tan eficaz como el dextrometorfano, un ingrediente común para inhibir esta afección. Dado que estos dos ingredientes son económicos y fácilmente disponibles, vale la pena comprobar sus efectos.

Ingredientes

  • El jugo de 1 limón.
  • ¼ de taza de vinagre de manzana (62 ml).
  • 3 cucharadas de miel de abeja natural (75 g).
  • 1 cucharadita de jengibre molido (5 g).
  • ½ cucharadita de pimienta de cayena (2 g).

Preparación

  • Agrega el vinagre de sidra de manzana a una cacerola y luego mézclalo con el jugo de un limón, miel y jengibre.
  • A continuación, revuelva todo con un utensilio de madera y déjelo hervir a fuego lento.
  • Agrega la pimienta de cayena y, antes de que hierva, retírala.
  • Una vez que alcance una temperatura moderada, empaquételo en un frasco de vidrio previamente esterilizado.
  • Puedes añadirlo a un vaso de agua caliente para facilitar su ingesta.

Descubre: 6 formas de utilizar el jengibre en el tratamiento de la tos

2. Humos de eucalipto

Las hojas de eucalipto no son obligatorias, son un ingrediente opcional.

Este es quizás uno de los remedios más populares para tratar los síntomas asociados con la gripe o el resfriado común. Como indica un artículo publicado en BioMed Central, el principal componente del eucalipto es el cineol, que podría ser eficaz en el tratamiento de enfermedades respiratorias, como la rinosinusitis o el asma.

Ingredientes

  • 2 litros de agua.
  • 10 hojas de eucalipto (opcional).

Preparación

  • Agregue las hojas de eucalipto a una olla con agua y cocine a fuego lento durante cinco minutos.
  • Cuando esté listo, cúbrase la cabeza con una toalla, párese a una distancia prudente del recipiente (para no quemarse) e inhale los vapores que resultan de la decocción.
  • Trate de hacerlo por la noche, justo antes de irse a dormir.

3. Esperando almíbar con miel y cebolla.

Este remedio tarda un poco más, pero vale la pena intentarlo. La combinación de cebolla con miel nos permite obtener un jarabe casero de buen sabor, capaz de aliviar la tos y proporcionar cierto alivio.

Ingredientes

  • 1 ½ taza de cebolla (300 g).
  • ½ taza de miel (150 g).
  • 1 copa de vino blanco (200 ml).

Instrucciones

  • Lo primero que debes hacer es cortar la cebolla en trozos pequeños.
  • Cuando esté listo, mézclalo en un frasco de vidrio con la miel y el vino blanco.
  • Déjalo macerar durante dos días.
  • Una vez pasado este tiempo, puedes empezar a consumir el almíbar resultante.

4. Tomillo

Un poco de tomillo con miel y limón nos aporta un té indicado para aliviar la tos, el dolor de garganta y el exceso de producción de mocos.

Ingredientes

  • El jugo de ½ limón.
  • 1 taza de agua (250 ml).
  • 1 cucharadita de tomillo (5 g).
  • 4 cucharaditas de miel (25 g).

Preparación

  • Para empezar, hierva la taza de agua.
  • Cuando hierva, agrega el tomillo y una cucharada de miel.
  • Posteriormente dejar reposar 5 minutos y agregar el jugo de medio limón.

Descubre: Descubre los beneficios del tomillo y sus usos.

5. Preparación de manzana, miel y limón.

A la preparación de manzana, miel y limón se le puede agregar una cucharadita de manzanilla o caléndula.

Una pasta hecha con pulpa de manzana, miel y limón es una solución expectorante para calmar la tos. Se cree que esta mezcla tiene un efecto antiinflamatorio y mucolítico, lo que significa que estimula la eliminación de secreciones y ayuda a despejar las vías respiratorias.

Ingredientes

  • ½ manzana madura.
  • El jugo de ½ limón.
  • 4 cucharaditas de miel (25 g).

Preparación

  • Primero, cocina la manzana y tritúrala hasta obtener un puré.
  • Mézclalo con el jugo de limón y la miel.
  • Consume una cucharada al día.

Nota: Todos estos remedios deben consumirse con moderación ya que tienen un alto contenido de azúcar.

Remedios caseros: suplementos para los días de gripe

Cabe mencionar que ninguno de estos expectorantes, por sí solos, curará un resfriado, un resfriado o una gripe. Sin embargo, para obtener algún alivio, se pueden utilizar (con moderación y previa consulta con el médico) como complemento al tratamiento farmacológico prescrito.

Estas, Al hidratar el área de la garganta, ayudan a calmar la tos.. En el caso de que las molestias persistan o se intensifiquen, consulte a su médico de inmediato para un chequeo e indique qué otro tratamiento debe seguir.