3 soluciones naturales y caseras para dar alivio a fisuras

Aunque no las cure, una forma de dar alivio a las fisuras anales es consumir mucha fibra y agua para favorecer la evacuación intestinal y evitar el sobreesfuerzo en la zona.

3 soluciones naturales y caseras para dar alivio a fisurasLourdes Martinez

Revisado y aprobado por el farmacéutico o nutricionista. Lourdes Martinez el 24 de julio de 2020.

Las fisuras anales son un problema molesto y doloroso que muchas personas sufren en silencio. Puede ser algo específico o un trastorno crónico que debemos tratar lo antes posible para evitar sangrados importantes y regular las deposiciones.

En este artículo compartimos lo mejor soluciones naturales para aliviar las fisuras anales. De esta forma podemos prevenirlos y tratarlos con remedios caseros como agua fría, aloe vera, aceite de coco o caléndula.

¿Qué son las fisuras anales?

Las fisuras anales son pequeños desgarros en el revestimiento del ano. La principal causa es la evacuación de heces grandes y duras características de la estreñimiento. Son un problema muy doloroso que puede provocar sangrado y dificultad para curar.

El tratamiento de las fisuras anales, por tanto, debe tener dos enfoques:

  • Regular el tránsito intestinal y facilitar la hidratación y expulsión de las heces para que no se agraven las fisuras.
  • Aplicación de remedios tópicos locales que alivien el dolor y promuevan la curación lo antes posible.

Lea también: ¿Qué es una fisura anal?

¿Cómo regular la función intestinal?

Si padecemos trastornos intestinales debemos saber que no encontraremos la solución en un medicamento. Incluso los remedios naturales no suelen ofrecer resultados a largo plazo, sino efectos rápidos para aliviar el problema. La solución a largo plazo consiste en la operación quirúrgica y en revisar nuestra dieta y hábitos diarios.:

  • La base de nuestra dieta deben ser las frutas y verduras, tanto crudas como cocidas (zumos, batidos, ensaladas, sofritos, etc.). Deben estar presentes en todas las comidas del día.
  • Siempre que podamos, optaremos por alimentos integrales que no sean refinados (cereales, harinas, pastas, etc.).
  • Al consumir mucha fibra, nuestro cuerpo necesitará agua para asimilarla. Debemos beber al menos dos litros de agua al día fuera de las comidas..
  • No te olvides de las legumbres, frutos secos y semillas en nuestros menús semanales.
  • Realizar ejercicio físico dos o tres veces por semana y combatir el sedentarismo, sobre todo si estamos tranquilos muchas horas al día.
  • Lucha contra el estrés y los trastornos nerviosos.

Soluciones naturales

1. Agua fría

Si sufrimos de fisuras anales necesitaremos un alivio inmediato del dolor y la picazón en muchos momentos inesperados. Si bien esto no nos ofrece la cura del problema, el agua fría nos ayudará a calmar el malestar de inmediato, según este estudio realizado por la Universidad de Las Américas (Chile). Sin embargo, debemos combinarlo con tratamientos posteriores.

Debemos aplicar el agua fría directamente sobre la zona afectada. Lo más cómodo es hacerlo en la ducha o en bidet. Sin embargo, si no es posible, también podemos usar una toalla pequeña y humedecerla en un recipiente con agua fría y luego aplicarla por unos instantes.

Y lo que es más, las personas con fisuras anales deben evitar el uso de papel higiénico convencional, que suele provocar y agravar este problema. Pueden usar toallitas húmedas o, como en muchos países, lavarse en el bidé.

2. Aceites vegetales nutritivos

El agua fría es ideal para calmar las molestias del momento. Sin embargo, para prevenir o tratar las fisuras anales necesitamos hidratar y proteger esta zona sensible del cuerpo. Y para ello utilizaremos productos naturales. De esta forma evitaremos aplicar sustancias químicas que puedan perjudicarnos.

La forma más sencilla y eficaz de conseguirlo es con aceites vegetales. Estas nutre profundamente la piel y le da elasticidad para evitar nuevas fisuras.

  • Los más adecuados son las almendras (como se indica en este estudio del Hospital General de Salisbury) y el aceite de oliva (según este estudio realizado por la Fundación Universitaria de Cardiología).
  • También podemos añadir un poco de aceite esencial de ciprés para favorecer una buena circulación.

3. Remedio curativo

Además de nutrir la piel, también podemos preparar un remedio casero que nos ayude a acelerar la cicatrización. Debe tener propiedades cicatrizantes y regenerativas para cerrar la fisura lo antes posible. A su vez, el que proponemos es también un remedio antiinflamatorio, nutritivo y calmante gracias a las propiedades del aloe (según este estudio realizado por el Hospital Provincial Clínico Quirúrgico Docente «Amalia Simoni Argilagos» de Cuba).

Ingredientes

  • 2 cucharadas de gel de aloe vera (30 g)
  • 1 cucharada de aceite de rosa mosqueta (15 ml)

Podemos utilizar gel de aloe vera natural si lo extraemos del interior del tallo de la planta. En ese caso, debemos utilizarlo de momento. De lo contrario, podemos comprar un gel lo más puro posible.

Ver también: Me duele la muñeca & # 8230; ¿Qué pasa si tengo una fisura?

Elaboración y aplicación

  • Mezcla el gel de aloe con el aceite de rosa mosqueta.
  • Aplicar sobre la zona afectada varias veces al día y siempre después de la ducha.

Te puede interesar …