10 trucos infalibles para evitar frotarte los pies

Una de las mejores opciones tanto para evitar las rozaduras como para paliarlas si ya han aparecido es el gel de aloe vera. Nos ayudará a proteger la piel.

10 trucos infalibles para evitar frotarte los piesElisa Morales Lupayante

Revisado y aprobado por el pedagogo en educación física y nutricionista Elisa Morales Lupayante el 29 de diciembre de 2020.

A la hora de comprar zapatos, debemos intentar ver más allá de la moda o lo llamativos que nos parecen y procurar que sean cómodos y de la talla adecuada para nuestros pies. De lo contrario, pueden provocar esas abrasiones que a veces tanto nos molestan.

Aunque hay algunos zapatos que no causan problemas con el primer uso, la mayoría frotan y forman ampollas hasta que estén completamente ajustadas.

Estas heridas superficiales no son solo un problema estético. Además, son incómodos y pueden provocar quemaduras e infecciones si no se cuidan adecuadamente. Por tanto, es importante Tenga en cuenta algunos consejos y precauciones. Para que podamos evitarlos y tratarlos adecuadamente.

En esta ocasión queremos compartir los 10 top 10 para que no dudes en ponértelos la próxima vez que uses zapatos.

1. Elija el tamaño correcto

Usar la talla correcta de calzado es una de las mejores formas de evitar problemas futuros de salud en los pies. Es fundamental tener en cuenta que el número puede variar según el fabricante o los materiales utilizados en su elaboración.

Así, lo más conveniente es ponérselos en la tienda antes de comprarlos, para comprobar que los dedos y el talón están cómodos. Y lo que es más, lo ideal es llevar ambos zapatos al mismo tiempo, ya que siempre hay una pequeña diferencia entre un pie y otro.

Lea también: 5 remedios contra la tendinitis de Aquiles

2. Usa crema hidratante

Usar crema hidratante tanto en los pies como en los zapatos es una buena forma de prevenir las rozaduras y las ampollas. Aplícalo en los bordes y costuras del zapato, especialmente si están hechos de cuero o materiales duros. También frote una cantidad generosa en los dedos de los pies y los talones. para que la piel permanezca hidratada y menos susceptible a estas lesiones.

3. Ponlos en el congelador.

Si por alguna razón compró un zapato que era demasiado estrecho, llene una bolsa con agua hasta la mitad y séllela bien. Próximo, insértelo dentro de cada zapato en la parte más apretada y luego ponerlos en el congelador. Cuando el agua se congela, estos aumentarán de tamaño y Será más cómodo usarlos que recién comprados.

4. Sécate bien los pies

Al salir de la ducha es fundamental secarse bien los pies. A) Si, evitaremos la proliferación de hongos, infecciones y rozaduras. Dejar cualquier rastro de humedad aumenta el riesgo de todos estos problemas.

5. Usar calcetines ayuda a prevenir las rozaduras.

Usar calcetines (preferiblemente de algodón) es una de las formas más útiles de proteger la piel de los pies contra el roce de los zapatos. Aunque no es bueno usarlos con todo tipo de calzado, lo mejor es aprovecharlos en aquellos que lo permitan.

6. Use talco en polvo

El talco en polvo es un producto desodorante y antitranspirante. PARAAyuda a reducir la humedad causada por los pies sudorosos. Su uso en calzado cerrado puede prevenir el desarrollo de rozaduras por fricción de la piel y el crecimiento de algunos microorganismos.

7.Haz bolas de periódico

Las bolas de periódico pueden ayudar ensanchar el calzado para evitar ampollas y otras lesiones dolorosas. Simplemente hazlos del tamaño apropiado para el interior de cada zapato y, para obtener mejores resultados, aplica un poco de crema hidratante.

8. Humedecer con agua o alcohol.

Aplicar un poco de agua caliente o alcohol en la zona del zapato que nos molesta. Esta Puede ayudar a ablandar el material para evitar que provoquen estas lesiones. Este truco solo funciona cuando están hechos con cuero o similar. No es recomendable utilizarlos sobre pieles porosas porque pueden dejar marcas antiestéticas.

9. Frote los pies con vaselina para evitar rozaduras.

Al hidratar sus pies con un poco de vaselina, no solo nos aseguramos de que su piel permanezca suave sino también libre de lesiones. Este producto aceitoso Desliza el pie y evita que esté continuamente en contacto con el material del zapato. Simplemente aplique una cantidad generosa tanto en los talones como en los dedos de los pies y otras partes afectadas.

Visita este artículo: 14 curiosas ideas para renovar tu calzado viejo

10. Usa aloe vera

La textura del gel de aloe vera lo convierte en otro buen remedio para proteger la piel expuesta a las lesiones del calzado. Sus propiedades hidratantes mantienen la zona húmeda y evitan que se frote en contacto con la piel. Y lo que es más, tiene una acción curativa y calmante lo que reduce las ampollas cuando ya están presentes.

¿Tiene miedo de que sus pies se lastimen con zapatos nuevos o hechos de materiales duros? No dudes en poner en práctica todas estas recomendaciones para evitarlo.

Te puede interesar …