6 trucos para que la cena sea saludable

La cena es una de las tres comidas principales del día. Y es recomendable no saltearlo, ya que esto podría tener consecuencias para la salud.

6 trucos para que la cena sea saludable

La cena es una de las tres comidas principales del día. Hay personas que prefieren evitarlo porque piensan que así es como están cuidando su peso.

Como sea, esto no es recomendable. En cambio, Son muchos los beneficios asociados a una cena completa y saludable.

La cena proporciona saciedad y evita momentos inoportunos de hambre durante el día. Está comprobado que permite desarrollar, tonificar y dinamizar la músculos del cuerpo por la noche. Los prepara para la rutina del día siguiente.

De ahí la importancia de que su preparación sea la adecuada. A continuación, presentamos varios consejos a seguir para hacer de la cena una comida verdaderamente beneficiosa para el organismo.

1. Agrega un ajo

Incluir ajo en tus cenas te aportará los grandes beneficios de este alimento.

El ajo se puede agregar a cualquier plato de comida ya sea como condimento o como complemento.

A la hora de preparar la cena, es recomendable añadir un diente de ajo después de haber añadido todos los ingredientes. Esto le dará a tu comida un sabor exquisito. Y lo que es más, aprovecharás el beneficios terapéuticos lo que el ajo ofrece al cuerpo humano.

2. Elija aceite de oliva en lugar de aceite vegetal

El aceite de oliva tiene múltiples propiedades que lo hacen beneficioso para la salud. Ayuda a fortalecer el sistema cardiovascular. y reducir el riesgo de cáncer.

Sustituir el aceite vegetal por aceite de oliva para freír, aderezar, asar, marinar o saltear le dará un toque más natural y nutritivo a tu cena.

3. Dale un toque de cebolla

Es muy recomendable añadir cebolla a la preparación de las comidas. La cebolla contribuye a la digestión de los alimentos. y ofrece una gran cantidad de nutrientes, útiles para nuestro bienestar.

Así, si quieres freír carne para la cena, primero debes freír un poco de cebolla picada en una sartén con un poco de aceite de oliva, durante 2 minutos o 3 minutos. Luego, se agrega la carne junto con la salsa y se cuece todo junto. Esto le dará a tu comida un sabor exquisito.

Te puede interesar: 5 remedios con cebolla para la tos y otras enfermedades

4. Evite el uso de condimentos o salsas artificiales.

Para la preparación de la cena, se recomienda utilizar especias y condimentos naturales. Trate de no utilizar productos artificiales como salsas envasadas o condimentos y mantequillas tanto como sea posible. También es recomendable evitar el consumo de carnes o alimentos envasados.

Esto se debe a que no sabemos de dónde vienen y suelen tener una gran cantidad de productos químicos. Y lo que es más, Suelen contener sales y grasas adulteradas, que dañan no solo nuestra digestión, sino nuestra salud en general.

5. Sazone moderadamente con sal

Al igual que con cualquier otra comida del día, el consumo de sal en la cena debe realizarse con moderación. Los alimentos muy salados pueden causar problemas de salud.

De esta forma, una pizca de sal es más que suficiente para condimentar y preparar nuestras carnes, ensaladas y salsas. Se puede complementar con un toque de especias y condimentos naturales. Le darán un mejor sabor a la comida.

6. Acompaña tu cena con una bebida saludable

La cena debe ir acompañada de una bebida saludable para completar sus comidas.

La cena debe ir acompañada de una bebida que aporte energía y ayude a regular la digestión. Pongamos un ejemplo: un batido verde o un zumo natural.

No se recomienda consumir bebidas azucaradas, artificiales o refrescos con la cena. Suelen provocar malestar estomacal y flatulencia. Por otro lado, el consumo sostenido de estas bebidas podría generar problemas de salud a lo largo del tiempo.

Te puede interesar: Descubre por qué los batidos verdes son tus grandes aliados en la dieta

Cena saludable, clave para la buena salud

Como se indicó anteriormente, la cena debe ser lo más saludable posible. Y su hora de consumo no debería ser tan tarde por la noche. SSe recomienda cenar entre las 20:00 y las 21:00 horas.

Esto apoya los procesos metabólicos del cuerpo. Si, por el contrario, cenar más tarde suele provocar trastornos metabólicos, problemas de sueño, obesidad, diabetes, entre otros.

En fin, cenemos y hagámoslo bien. Es decir, en el momento y con la alimentación adecuada. Tu cuerpo te lo agradecerá.

Te puede interesar …