9 remedios caseros para aliviar la acidez estomacal durante el embarazo

La maternidad, además de la felicidad que trae, también nos da algunas molestias físicas como la acidez de estómago. Infórmese sobre algunos remedios naturales para hacer frente a esto durante el embarazo.

9 remedios caseros para aliviar la acidez estomacal durante el embarazo

Estar embarazada es una experiencia llena de sensaciones de todo tipo, trae desde cambios emocionales hasta un aumento de las sensaciones físicas. Sin embargo, debe reconocerse: la dulce espera va acompañada de algunos síntomas no tan dulces, más bien amargos. En este artículo aprenderá cómo aliviar la acidez de estómago, que es una de las más comunes.

No te desesperes, en cualquier cocina puedes encontrar los ingredientes para preparar remedios caseros muy efectivos que te ayudarán a aliviar la acidez y contrarrestar las molestias en esta etapa. Primero, entendamos cómo funciona: la mujer embarazada que no ha sufrido acidez es una rara excepción. Los cambios hormonales y físicos son los responsables de este malestar..

La placenta produce progesterona, que relaja la válvula que separa el esófago del estómago. Por lo tanto, los ácidos gástricos responsables de la digestión regresan al esófago y se produce esa desagradable sensación de ardor en la garganta.

A medida que avanza el embarazo, el bebé crece y poco a poco ocupa toda la cavidad abdominal, por lo que los ácidos del estómago se mueven hacia el esófago; nuevamente, el resultado es más acidez. Insistimos: no te desesperes, hay soluciones para ti.

Remedios caseros para aliviar la acidez estomacal

1. Papaya

La papaya es el mejor aliado para mejorar la digestión durante el embarazo. Contiene la enzima papaína, similar a la pepsina, que favorece este proceso y es capaz de calmar las molestias provocadas por la pirosis. Así se afirma en este estudio realizado por el Centro de Investigación del Grupo Científico Internacional de Medicina Preventiva (Austria).

¿Lo que se debe hacer?

  • Consúmelo entero, la fibra de la fruta te será de gran ayuda en solucionar este padecimiento.
  • También se puede convertir en jugo, no lo cueles para que se aprovechen más sus beneficios.

Lea también: 7 usos y beneficios de la papaya. ¿Los conociste?

2. Bicarbonato de sodio

El bicarbonato de sodio es un componente básico de la mayoría de los antiácidos comerciales, ya que neutraliza eficazmente la acidez. Es un ingrediente alcalino, que proporciona el alivio deseado.

Sin embargo, puede resultar peligroso. Consulte a su médico de cabecera de antemano.

Preparación

  • Diluir una cucharadita (5 g) de bicarbonato de sodio en un vaso de agua tibia (250 ml) y beberlo lentamente.

3. Avena

Es un cereal que favorece la digestión, según este estudio de la Banaras Hindu University (India), por lo que es ideal incluirlo en la dieta del embarazo. La mejor forma de consumir avena es cruda, pero sus propiedades también se disfrutan si se cocina en un atole clásico.

Preparación

  • Tome una cucharada (10 g) de copos de avena y mézclelos en un vaso de agua (250 ml).
  • Déjalo reposar durante la noche.
  • Revuélvelo y cómelo al día siguiente.

4. Patata (patatas)

El jugo de patata cruda alivia la acidez gracias a sus propiedades alcalinas y digestivas. Mejora la evacuación, lo que puede resultar muy beneficioso para las mujeres embarazadas que suelen sufrir estreñimiento.

Preparación

  • El jugo se obtiene rallando la papa en la licuadora o con el procesador.
  • Diluir una cucharada (10 ml) de este jugo en un vaso de agua (250 ml) y beberlo.

5. Plátano (plátano)

Según este estudio de la Universidad de Karpagam (India), es muy eficaz para neutralizar el ardor. Los plátanos son uno de los superalimentos que aportan muchos e importantes nutrientes para el desarrollo del embarazo y el crecimiento del embrión.

Preparación

  • Comer uno o dos plátanos es un excelente refrigerio entre comidas.
  • Además, puedes hacer deliciosos batidos si lo prefieres.

6. Vinagre de sidra de manzana para aliviar la acidez estomacal

Rica en oligoelementos, El vinagre de sidra de manzana no debe faltar en la dieta de la mujer embarazada.. Desinfla el colon, lo que favorece todo el proceso digestivo. Aunque es recomendable tomarlo en ayunas, para una mujer embarazada seguro que es más fácil entre horas.

Preparación

  • Diluir una cucharada (10 ml) de vinagre de sidra de manzana en un vaso de agua (250 ml) y beber lentamente.
  • También puedes incluirlo en el aderezo de tus ensaladas.

Visita este artículo: 7 propiedades adelgazantes del vinagre de sidra de manzana

7. Anís para aliviar la acidez estomacal

Esta planta medicinal es ampliamente reconocida por sus propiedades digestivas, según la Universidad de Ciencias Médicas de Irán..

Sin embargo, se recomienda consultar previamente a un médico, ya que puede ser tóxico.

Preparación

  • Se puede preparar una infusión o se pueden masticar las semillas, lo que deja un agradable aliento en la boca. Esto tiene una ventaja adicional: ayuda a disipar las desagradables náuseas matutinas.

8. Lechuga

La infusión de hojas de lechuga, además de aliviar la acidez, es rica en lactucarium, sustancia que posee propiedades calmantes y relajantes que ayuda con el insomnio que a menudo afecta a muchas mujeres embarazadas. Así se afirma en este estudio realizado por la Universidad de West Virginia (Estados Unidos).

Preparación

  • Corta 3 hojas de lechuga en tiras.
  • Póngalos en un recipiente y agregue 2 tazas (500 ml) de agua hirviendo.
  • Cúbralo y déjelo reposar durante 10 minutos.
  • Lo cuelas y lo bebes poco a poco. Se puede endulzar al gusto.

9. Hinojo

Esta bombilla se ha utilizado desde la antigüedad para promover la digestión. El agradable sabor anisado del hinojo calma la acidez de estómago. Sin embargo, debemos ser cautelosos, ya que según este estudio de la empresa farmacéutica TabibDaru, también puede provocar acidez de estómago.

Preparación

  • A una taza (250 ml) de agua hirviendo, agregas una cucharadita (5 g) de semillas de hinojo trituradas.
  • Lo dejas reposar y luego lo cuelas.
  • Además, puede agregar el bulbo cocido a sopas o ensaladas. Garantizado: ¡Será un toque delicioso!