Lengua blanca: causas y soluciones

Basado en evidencia El artículo está basado en evidencia científica y fue escrito y revisado por pares (el contenido incluye referencias científicas). Todo el contenido de nuestro sitio web ha sido revisado, sin embargo, si cree que nuestro contenido es inexacto, desactualizado o cuestionable, puede Contáctenos para hacer las correcciones necesarias. 4 minutos

Para mantener el equilibrio y la salud de nuestra boca es muy importante mantener una buena higiene bucal. Y en caso de contagio, hay que limpiar la lengua y enjuagar con enjuagues bucales.

Lengua blanca: causas y soluciones

Por lo general, tener una lengua blanca indica una mala higiene. Sin embargo, también puede ser consecuencia de un problema de salud digestiva o hepática, entre otros. El color blanco puede ir acompañado de un sabor amargo y una sensación pastosa.

En caso de que experimente esta afección, preste atención, ya que podría ser una señal de que no está comiendo bien o de que algo anda mal con su sistema digestivo. Aquí te contamos qué más debes saber.

¿Por qué tengo una lengua blanca?

En primer lugar, debes saber que la lengua blanca o el recubrimiento de la lengua no implica necesariamente un asunto grave. Sin embargo, vale la pena prestarle atención. En la mayoría de los casos, la causa de esta coloración se puede corregir simplemente mediante una buena nutrición e higiene bucal.

El color de la lengua está relacionado con el sistema digestivo., pero, sobre todo, con el estómago y el hígado. Y en caso de que se acompañe de aftas o llagas en la boca, esto podría indicar un sistema inmunológico débil.

1. Candidiasis oral

Son lo que llamamos aftas. Es normal que no solo veamos nuestra lengua blanca, sino que también tengamos una sensación de ardor, un sabor desagradable en la boca, problemas para tragar y sensación de dolor cuando bebemos algo caliente o picante.

También es normal que aparezcan pequeñas llagas en las encías, los labios y en las paredes laterales, techo de la boca e incluso en la pared posterior de la garganta.

2. Falta de higiene bucal

Así como es necesario cepillarse los dientes, también se recomienda raspar ligeramente la lengua. En él se almacenan bacterias que hay que eliminar y que también pueden provocar ese tono blanquecino en la lengua. Recuerde, un cepillado suave al día y su lengua lucirá mucho mejor.

3. Fumar

Fumar es un hábito muy poco saludable que puede hacer que la lengua tenga un color blanco desagradable., además de hacer que los dientes adquieran un aspecto cada vez más amarillento.

4. Gastritis

Uno de los primeros síntomas de la gastritis es la coloración blanca de la lengua y mal sabor de boca. Por ello, es conveniente prestar atención a otros síntomas como: pérdida de apetito, inflamación de la zona abdominal, mareos, entre otros.

Tenga en cuenta que si todos estos síntomas se intensifican, persisten con el tiempo y dificultan la ingesta y el bienestar diario, debe consultar a su médico para una evaluación más precisa.

5. Falta de aclaramiento del hígado

Por lo general, la lengua blanca o amarillenta es casi siempre la causa de un problema digestivo o, en última instancia, la falta de aclaramiento del hígado. Veamos que Otros síntomas que debemos tener en cuenta para asociarlo a un problema hepático:

  • Gases
  • Falta de apetito
  • Estreñimiento.
  • Dolor en el cuello.
  • Vientre hinchado
  • Dolor de cabeza.
  • Fatiga muscular.
  • Piel grasa, con granitos.
  • Náuseas y vértigo
  • Boca pastosa, con sabor amargo.
  • Digestiones muy pesadas.

Remedios para eliminar la lengua blanca

En general, cada vez que tenemos mal sabor de boca o vemos una lengua blanca o amarilla, debemos seguir los siguientes consejos:

  • Consuma, al menos una vez al día, un poco de yogur fermentado sin azúcar. Esto mantiene el equilibrio de las bacterias buenas tanto en la lengua como en el intestino, además de elevar las defensas.
  • Con el estómago vacío, beba un vaso de jugo de limón. con media cucharadita de bicarbonato de sodio. Esta bebida ayuda a depurar el organismo.
  • Intenta consumir más verduras crudas en tus ensaladas: espinacas, tomates, lechugas, rábanos, pimientos cortados en trozos pequeños, cebollas …
  • Aumente la ingesta de líquidos ricos en antioxidantes. Los jugos de arándano son depurativos y cuidan el sistema digestivo, así como los jugos de zanahoria y remolacha o manzanas.
  • También aumente su consumo de frutas: naranjas, mandarinas y sobre todo piñas y papayas. Poseen una alta dosis de vitamina C, son digestivas y nos ayudan a eliminar toxinas.

No olvides que, independientemente de la causa de que tu lengua muestre una coloración blanquecina, es fundamental mantener una buena higiene bucal. Por tanto, no olvides cepillarte la lengua y enjuagar con soluciones adecuadas, preferiblemente, que tengan algo de alcohol.

Te puede interesar …