4 consejos para cuidar las gerberas en casa

Hecho verificado El artículo ha sido verificado para garantizar la mayor precisión posible (el contenido incluye enlaces a sitios de medios de comunicación de renombre, instituciones de investigación académica y, ocasionalmente, estudios médicos). Todo el contenido de nuestro sitio web ha sido revisado, sin embargo, si cree que nuestro contenido es inexacto, desactualizado o cuestionable, puede Contáctenos para hacer las correcciones necesarias. 5 minutos

Las gerberas son una de las plantas más hermosas. Por eso son ideales para tenerlos dentro de las casas. Sin embargo, es fundamental que cuides todos tus cuidados.

4 consejos para cuidar las gerberas en casa

Las gerberas son plantas del sur de África y son herbáceas., ya que no tienen tallos leñosos. Estas especies son reconocidas por ser una de las más populares del mundo. Aportan una belleza única a los jardines. ¡Descubre en este artículo cómo cuidarlos en casa!

Estas plantas crecen en forma de roseta, es decir, con todas sus hojas ubicadas en una orientación circular y con medidas simétricas. Aparte de esto, es apto para ser cultivado en el suelo o en macetas porque su tamaño no es excesivo.

Características de la planta gerbera

Las gerberas se caracterizan por tener rizomas, que son tallos que crecen bajo tierra y ayudan a almacenar nutrientes esenciales. Además de esto, de esa parte se desprenden las raíces y empiezan a crecer las hojas.

Este tipo de plantas tienen un solo tallo de color verde y las raíces pueden alcanzar hasta 1 metro de profundidad. Por otro lado, la parte central de sus flores puede ser clara o negra.

Estas especies son de gran durabilidad, debido a esto, cada rama se conserva en óptimas condiciones durante todas las épocas del año. Además, tienen un período exacto para florecer, que va desde principios de primavera hasta finales de otoño.

Las flores suelen tener unas dimensiones de unos 18 centímetros de largo. y son el gran atractivo de estas plantas. Pueden ser de color rojo, naranja, amarillo, rosa, violeta, azul o blanco.

En esta planta las flores pueden ser simples o dobles. En la primera opción ningún pétalo cubre a otro y en la segunda es posible encontrar dos capas de pétalos juntas.

Los colores de la gerbera adornan cualquier espacio y son ideales para la decoración.

Consejos para el cuidado de la gerbera

Las plantas de gerbera son una de las mejores alternativas para embellecer espacios interiores. Sin embargo, requiere los cuidados que se detallan a continuación para conservar su vitalidad.

1. La temperatura y la luz son factores fundamentales

Las gerberas son plantas que provienen de una zona tropical.Por tanto, la temperatura más adecuada es entre 17 y 24 grados centígrados. Además de esto, nunca deben dejarse expuestos a un clima por debajo de los 13 grados centígrados.

Este tipo de plantas necesitan luz para que las flores crezcan, pero es importante que no se irradie directamente. Por eso, lo mejor es plantarlo en un lugar con sombras.

2. Tienes que acondicionar el suelo

Las plantas de gerbera necesitan estar en un suelo que tenga gran materia orgánica, ya que ese elemento es el que proporciona los nutrientes adecuados para su bienestar. Además, el suelo debe estar distribuido uniformemente para que las raíces no se asfixien y tengan un buen rendimiento.

Además, es importante aplicar fertilizantes ricos en potasio para que el suelo se mantenga sano, las plantas se alimenten de forma óptima y crezcan una gran cantidad de flores.

3. Humedad y riego medido necesarios

Estas especies de plantas necesitan desarrollarse en áreas que mantengan buenos niveles de humedad. Por esta razón, Las ollas deben mantenerse alejadas de objetos que concentren el calor excesivo. y secar el ambiente.

Además, es fundamental que el riego sea constante, pero no excesivo. Las raíces de esta planta son delicadas y pueden pudrirse. Por ello, debe haber un drenaje eficaz para que el agua circule a buen ritmo y no queden charcos.

Lo más indicado es que durante las temporadas con temperaturas moderadas el riego se realiza cada 3 días. Por otro lado, en días de calor constante, el proceso debe realizarse diariamente para evitar que el suelo quede seco.

Las macetas de gerbera deben colocarse lejos de calentadores o radiadores que secan el ambiente.

4. La poda es importante

Todo tipo de plantas, en algún momento pueden albergar una u otra maleza. Las gerberas no son una excepción.

Debido a esto, es necesario vigilarlos con frecuencia para notar a tiempo las hojas en mal estado. En este caso, se podan con cuidado y se evita la propagación de hongos.

¿Cómo plantar gerberas en casa?

En primer lugar, para plantar gerberas en casa hay que colocar el semillero en un lugar soleado. Más tarde, cuando hayan germinado, se deben trasladar a la maceta correspondiente y espere a que comiencen a florecer a principios de la primavera.

La maceta utilizada debe ser amplia, para que ninguna parte de la planta vaya a ser maltratada durante la fase de crecimiento. Asimismo, a la hora de aplicar la tierra, se debe realizar una excavación de 1 metro para que este elemento quede bien acomodado.

Es importante tener en cuenta que el sustrato utilizado en el interior de la maceta debe ser lo más liso posible. De esta forma se evita que las piedras obstruyan cualquier parte del drenaje.

La mejor forma de cultivar una gerbera es dentro de una maceta.. Es un objeto que se puede mover de un lado a otro en esos momentos en que comienzan a aparecer las inclemencias del tiempo.

Te puede interesar …