Cenas ligeras para adelgazar sin pasar hambre

Por la noche no quemamos lo que consumimos en la cena, por lo que es conveniente ingerir alimentos que nos satisfagan y que sean de fácil digestión.

Cenas ligeras para adelgazar sin pasar hambre

Si queremos adelgazar sin pasar hambre y sin grandes sacrificios, debemos prestar mucha atención a la cena. Esta es la comida del día que más puede engordar si comemos en exceso y, sin embargo, la que más puede ayudarnos a adelgazar con facilidad.

De esta forma, compartimos contigo algunas propuestas de cena sencillas y ligeras para ir a la cama sin pasar hambre y adelgazar poco a poco.

¿La cena engorda?

Debemos tener en cuenta que lo que comemos por la noche, sobre todo si es tarde y no vamos a hacer ejercicio antes de acostarnos, no lo vamos a quemar y posiblemente se convierta en parte de nuestras reservas energéticas. Estas reservas, si son excesivas, se convierten en acumulaciones de grasa, sobre todo si la comida que hemos consumido no era la adecuada. Porque es conveniente preparar Cenas adecuadas, que nos dejen satisfechos pero que podamos digerir con facilidad.

La importancia del tiempo

Tan importante como lo que comamos será la hora que elijamos para cenar. En algunos países europeos, cenas temprano, antes de las 6 de la tarde, y después algo muy ligero. Por el contrario, en otros países se toma un refrigerio por la tarde y no se cena hasta las 9 o 10 de la noche. Lo ideal sería cenar antes de las 8 de la tarde, para que tengamos tiempo de digerir la cena como es debido. Si nos acostamos tarde y volvemos a tener hambre, siempre podemos comer una fruta o un té.

Equilibrio de la cena

Una cena ligera no significa comer lechuga con tomate. Incluso si queremos adelgazar, si queremos adelgazar de forma equilibrada, la cena debe contener carbohidratos (vegetales, frutas o cereales) y proteínasEs por eso que estas recetas contienen la cantidad exacta que necesitamos.

Cremas vegetales

Las cremas de verduras son muy digestivas, satisfactorias y fáciles de preparar. ademas de ser nutritivo. Podemos variar las verduras que usemos según la temporada y buscar diferentes combinaciones para hacerlas más originales:

  • Calabaza y canela
  • Calabacín, ajo y avena
  • Puerros, cebolla y pimiento
  • Zanahoria y jengibre

Además, podemos añadir legumbres, para que tengan un aporte proteico, y algunos alimentos que las harán aún más saludables:

  • Levadura de cerveza: da un delicioso sabor tostado.
  • Germen de trigo: es un complemento muy nutritivo
  • Algas: nos ayudan a remineralizar el organismo
  • Aceite de lino: nos aporta ácidos grasos esenciales

Gazpacho para adelgazar

El tradicional gazpacho o batido de verduras Es ideal para épocas de calor y muy saludable porque nos aporta una gran cantidad de verduras crudas. El gazpacho es un alimento satisfactorio, por lo que es ideal para nuestro plan de adelgazamiento. Y si eso no fuera suficiente el gazpacho es muy beneficioso para la salud, ya que se ha demostrado que ayuda en casos de hipertensión.

Mezclaremos o batiremos bien los siguientes ingredientes:

  • Tomate
  • Pepino
  • pimiento rojo
  • Ajo
  • Aceite de oliva
  • Sal marina
  • Vinagre

Si optamos por cenar gazpacho, también debemos comer algo con proteínas, como un puñado de nueces, un trozo de queso fresco, pescado blanco, etc.

Compota de pera y manzana

Si algún día no tenemos tanta hambre o nos hemos excedido con la comida, podemos optar por una cena dulce. Prepararemos una compota de pera y manzana que podremos hacer cociéndolas con un poco de agua o en el horno. Añadiremos canela molida, un poco de miel y una nuez.

Vegetal con setas

Las verduras contienen mucha fibra y tienen efectos relajantes en nuestro organismo, además de muchos otros beneficios. También es fácil de digerir, lo que lo hace ideal para la hora de la cena. Elegiremos el que más nos guste: alcachofas, judías verdes, acelgas, espinacas, etc. Para agregar proteínas, podemos elegir el guisantes verdes, que son en realidad una leguminosa. También son apropiados champiñones, ricos en proteínas, y le darán un sabor delicioso si lo salteamos todo junto en la sartén con ajo, perejil y un poco de pimentón ahumado.

Sopa de Cebolla y Huevo

Finalmente, hay una receta tradicional y terapéutica. para los días fríos o para esos momentos en los que empezamos a sentir resfriados.

Sofreiremos una cebolla y cuando esté blanda añadiremos caldo (casero o precocido), ajo picado, tomillo, cúrcuma, un poco de picante (ají, cayena, etc.) y, a última hora, un huevo crudo. . Revolveremos bien y en unos minutos estará lista la sopa. Lo podemos acompañar con una rebanada de pan integral tostado.

Imágenes cortesía de looseends, HarlanH y lablascovegmenu

Te puede interesar …