5 sustitutos de la sal para una dieta baja en sodio

Es posible sustituir la sal por diversas especias y hierbas que, además de dar buen sabor, dan un toque aromático a los platos. ¡Adelante, pruébalos!

5 sustitutos de la sal para una dieta baja en sodio

¿Alguna vez te has parado a pensar cuánta sal consumes al día en total, entre el sodio que ya contienen los alimentos y lo que le añades cuando lo preparas? Si aún no lo ha hecho, es posible que desee pensar un poco en ello.

En vista de los hábitos de vida de la mayoría de la población mundial, La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda reducir la ingesta de sal para evitar el desarrollo de diversas enfermedades. Y además, ha publicado cuáles serían las pautas que deberían tenerse en cuenta tanto en la infancia como en la edad adulta.

Hay que entender una cosa: a pesar de ser necesario para el cuerpo, su consumo en exceso es responsable de numerosos problemas de salud. Por lo tanto, es bueno considerar algunos sustitutos de la sal para una dieta baja en sodio.

En esta ocasión, hablaremos de opciones muy recomendadas: Son naturales, tienen buen sabor y aroma y además son muy versátiles.

Sabemos que no importa por qué te deshaces de la sal, sigues deseando alimentos deliciosos y fáciles de incorporar a tu dieta.

1. Ajo y cebolla

Los primeros sustitutos de la sal para una dieta baja en sodio son dos clásicos en todas las cocinas. Puedes consumirlos solos, asados, naturales o cocidos y te olvidarás fácilmente de la sal.

Si hasta ahora has utilizado la cebolla y el ajo como un alimento más, dale a ambos la oportunidad de ser el centro de tu dieta.

Una opción es hacer sal de cebolla o sal de ajo. Para ello, solo necesitas dejar que el ajo o la cebolla se seque al sol y mezclarlo en polvo. Luego puedes guardarlo en tu viejo salero o en un frasco de vidrio.

¿Aún no estás listo para deshacerte por completo de la sal? Simplemente agregue una pizca de ajo o cebolla en polvo para realzar los sabores. Si prefiere un sabor diferente, pruebe con ajo o cebolla caramelizados. Son perfectos para ensaladas y carnes.

2. Hierbas y especias

Por otro lado, las especias y hierbas también son sustitutos de la sal que son fáciles de incorporar a la dieta. En esta lista podemos encontrar opciones aptas para todos los gustos, como por ejemplo:

  • Clavos.
  • Comino.
  • Cilantro
  • Romero.
  • Albahaca.
  • Pimienta de cayena.

La gran ventaja de las hierbas y especias es que dan buen sabor y aroma, y ​​combinan bien con varios ingredientes. Además, puedes plantarlos en casa.

La mayoría de ellos solo requieren una pequeña raíz plantada para desarrollarse sin problemas. Si no, puede encontrar las semillas necesarias en grandes mercados y floristerías.

¿No crees que pueden funcionar como sustituto de la sal? Intente aumentar la cantidad utilizada y cree nuevas mezclas.

Se destaca el uso de estos condimentos como sustitutos de la sal, ya que mejorar el sabor de la comida.

Leer: Cómo hacer una mayonesa de ajo y cúrcuma.

3. Jugo de limón

El tercero de los sustitutos de la sal para una dieta baja en sodio es el práctico y delicioso jugo de limón. Generalmente, Es un líquido muy utilizado como sustituto entre quienes quieren adelgazar.

Sin embargo, también puede funcionar como sustituto de la sal. Entre sus beneficios encontramos:

  • Ayuda a eliminar las bacterias de los peces.
  • Aporta un sabor diferente a verduras y carnes.
  • Realza el sabor de la comida y le da un toque refrescante.
  • Además, se cree que ayuda a reducir la presión arterial.

Entendemos que puede aburrirse un poco con el sabor del limón. Por lo tanto, puedes cambiarlo por zumo de naranja, mandarinas, limas o pomelo (pomelo). También puedes hacer algunas salsas o aderezos con estos líquidos.

4. Vinagres como sustitutos de la sal

Del mismo modo, una alternativa al jugo de limón y otras frutas cítricas es el vinagre. Es uno de los mejores sustitutos de la sal para una dieta baja en sodio si quieres algo ácido. Puedes aprovecharlo para preparar:

  • Salsas
  • Carnes marinadas.
  • Aderezos para ensaladas

Además, puedes aprovechar varios tipos de vinagre. Prueba todas las versiones que tienes a mano hasta encontrar las combinaciones que más te gusten. Algunas alternativas son: vinagre balsámico, de arroz, blanco, de manzana o de vino blanco o tinto.

Descubre: Los 7 mejores usos domésticos que puedes darle al vinagre de sidra de manzana

5. Aceites picantes

Para terminar, nuestra última sugerencia son los aceites especiados. Aunque puedes encontrar varias opciones comerciales, te recomendamos preparar estos aceites en casa.

De esta manera, puede asegurarse de consumir solo versiones saludables. Para ello, Solo necesitas mezclar la especia de tu elección con aceite de oliva virgen extra.

Nota final

Con estos sustitutos de la sal podemos potenciar el sabor de nuestras comidas sin tener que preocuparnos por el sabor de la comida.

Existen otras deliciosas alternativas que puedes aprovechar, como la canela y el jengibre, pero hay que estar atento a las contraindicaciones, ya que para algunas personas no son recomendables.

Según expertos del Instituto Gerontológico, otras opciones que se podrían considerar son el curry, la mostaza, el azafrán, el anís estrellado y el eneldo.

Te puede interesar …