3 pescados blancos principales y sus beneficios

Hecho verificado El artículo ha sido verificado para asegurar la mayor precisión posible (el contenido incluye enlaces a sitios de medios de comunicación de renombre, instituciones de investigación académica y, ocasionalmente, estudios médicos). Todo el contenido de nuestro sitio web ha sido revisado, sin embargo, si cree que nuestro contenido es inexacto, desactualizado o cuestionable, puede Contáctenos para hacer las correcciones necesarias. 4 minutos

Es beneficioso si la ingesta de pescado supera la de carne en una semana. A continuación te contamos los beneficios de consumir los 3 principales pescados blancos que podemos encontrar en el mercado.

3 pescados blancos principales y sus beneficios

El consumo de pescado es fundamental para la salud. Los alimentos del mar consiguen aportar macro y micronutrientes imprescindibles para el correcto funcionamiento de las reacciones fisiológicas. Su ingesta está relacionada con una menor incidencia de enfermedades complejas. A continuación hablaremos del pescado blanco y los beneficios que aporta.

Recuerda que podemos encontrar estos alimentos de dos tipos: blancos y azules. La principal diferencia entre los dos es la cantidad de grasa que contienen, siendo los blancos significativamente más magros. En concreto, contienen solo entre un 0,1 y un 2% de lípidos en su composición.

3 pescados blancos principales

En el mercado es posible encontrar multitud de pescados blancos. Por ello, queremos contarte cuáles son los 3 principales y los nutrientes que aportan al organismo.

1. Merluza

La merluza es un alimento que solo se puede pescar en alta mar, en aguas frías. Es típico de los mares del norte y durante todo el año está a la venta en las principales cadenas de supermercados. Tiene una buena capacidad de congelación, por lo que dura varios meses en conservación.

Este pescado blanco se caracteriza por su bajo contenido calórico y por la presencia de proteínas de alto valor biológico en su composición. Cabe destacar que estos nutrientes son fundamentales a la hora de combatir las patologías que se presentan con la atrofia muscular, tal y como recoge un estudio publicado en la revista Advances in Experimental Medicine and Biology.

A su vez, este producto marino es fuente de micronutrientes, como las vitaminas del grupo B, por ejemplo. También contiene minerales como el fósforo y el calcio, siendo este último un factor determinante en la prevención de la osteoporosis.

Se ha demostrado que su ingesta regular reduce el riesgo de fracturas en mujeres que han pasado la menopausia. En esta etapa de la vida, las concentraciones de estrógenos disminuyen, favoreciendo la pérdida de masa ósea.. El calcio y el fósforo son necesarios para estabilizar este equilibrio mineral en los huesos.

La lubina, la merluza y el besugo son 3 pescados blancos que podemos encontrar en el mercado casi todo el año.

También te puede interesar: Cómo hacer merluza en salsa verde

2. Dorado

La dorada es otro de los pescados blancos que viven en aguas frías, lejos de la costa. En este caso, es menos común encontrarlo en su forma congelada, ya que se suele consumir fresco.

Este preciado producto, como la merluza, Contiene todos los aminoácidos esenciales que el cuerpo necesita para asegurar la reparación de los tejidos. Entre ellos, destaca la leucina, por ser la de mayor potencial anabólico en el desarrollo muscular.

Paralelamente, la dorada destaca por su alto contenido en yodo. Este mineral es útil durante el tratamiento y prevención de algunas enfermedades de la tiroides. Es posible encontrar en la literatura científica reportes de casos que lograron reducir los síntomas del hipotiroidismo a partir de un aumento en el aporte de este mineral.

Por otra parte, no podemos descuidar las cualidades organolépticas del besugo, lo que lo convierte en un pescado blanco muy valorado, lo que encarece el producto. Es común encontrar este alimento como protagonista de un menú en celebraciones y días especiales.

3. Lubina

Al igual que la dorada, la lubina es un producto muy apreciado desde el punto de vista gastronómico. Es un pez de roca que se puede encontrar cerca de la costa en estado salvaje. Suele habitar acantilados o zonas donde la marea golpea con fuerza.

Sin embargo, La mayor parte de la lubina que se vende procede de piscifactorías, que puede alterar su perfil lipídico. Las de mayor calidad son las silvestres, aunque también tienen un precio más elevado.

La lubina destaca por su fácil digestión y por el aporte de proteínas de alto valor biológico. Y lo que es más, su consumo habitual se asocia a un menor riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares, según una investigación publicada en el European Journal of Clinical Nutrition. Esta relación se extiende, por supuesto, a la ingesta de pescado en general.

Aunque la forma más sabrosa de preparar este alimento es al horno, se pueden conseguir resultados muy satisfactorios también a la plancha. Lo importante es no freírlo, para evitar la formación de grasas trans y aumentar su valor energético.

El pescado proporciona aminoácidos esenciales que el cuerpo no puede fabricar por sí solo.

Para saber más: Deliciosa lubina al horno con patatas y cebolla

Los beneficios de consumir pescado blanco

Como venimos discutiendo, la ingesta regular de pescado blanco ofrece una serie de beneficios para la salud que se pueden resumir de la siguiente manera:

  • Ayudan a prevenir la atrofia muscular.
  • Ayudan a prevenir la osteoporosis.
  • Garantizan el aporte de vitaminas del grupo B.
  • Estabilizan la función tiroidea.
  • Previenen enfermedades cardiovasculares.

El consumo de pescado blanco se asocia a un mejor estado de salud, sin duda. Por ello, se recomienda que sean parte fundamental de cualquier dieta.

De hecho, es beneficioso que la presencia de pescado supere semanalmente a la de carne. Varía entre los diferentes tipos de mariscos que se pueden encontrar en el supermercado para asegurar que tu dieta tiende a un equilibrio saludable.

Te puede interesar …