¿Cómo sé si sufro acoso escolar?

Cómo sé si sufro acoso escolar

El acoso es por lo general visto como un tipo de ataque, puede ser psicológico o físico, resultando en situaciones nada agradables para el acosado, para saber si sufres de acoso escolar principalmente se debe conocer cuál es el tipo de acoso al que puedas estar siendo sometido.

Para los adultos es difícil detectar si un niño está siendo víctima de acoso escolar, ya que el niño puede no ser consciente de lo malo de la situación, o incluso disminuir su importancia y minimizar las acciones del acosador como si estas no fueran la “gran cosa”.

¿Cómo es el acoso típico?

Este tipo de acoso empieza por las pequeñas riñas, peleas, golpes y agresiones intimidantes de parte del acosador, en las que la víctima queda sin ninguna respuesta a la situación, ya sea por la intensidad de los ataques o por la inseguridad a defenderse, con miedo de seguir recibiendo rechazo de los demás.

Otros signos que pueden indicar que estas siendo acosado son:

  • Te gritan o colocan apodos nada agradables para ti
  • Hacen gestos de burla hacia ti
  • Sientes que los compañeros de aula te desprecian
  • Se burlan de tu apariencia
  • Te acusan de cosas de las que no eres responsable
  • Crean rumores o mentiras acerca de ti
  • Te insultan con frecuencia
  • Se burlan cuando has dado una respuesta incorrecta
  • Te ignoran en sentido de hacerte sentir mal
  • No te permiten hablar o expresarte
  • Te excluyen de otras actividades a propósito
  • Te amenazan o chantajean
  • Te empujan o zarandean
  • Usan internet para acusarte o difundir información perjudicial para ti

Si bien algunos de los signos anteriores también son parte de un acoso psicológico, en conjunto con el maltrato físico pueden crear otros problemas difíciles de tratar, como la baja autoestima o la confianza, llegando a ser la depresión uno de los peores resultados por el acoso escolar, ya que puede provocar pensamientos suicidas.

¿Cómo saber si otra persona sufre acoso escolar?

El acoso en el salón suele no ser notorio hasta que la víctima presenta lesiones o golpes evidentes, al igual que trastornos o cambios de actitud, cuando ya es obvio el acoso significa que ha pasado un largo tiempo sin ser percibido, pues antes de llegar a maltrato físico, el acosador solo suele lanzar comentarios hirientes que poco a poco afectan a la persona.

Algunas señales o actitudes que presentan las personas acosadas:

  • Problemas de concentración
  • Poco rendimiento escolar
  • Señales de depresión y ansiedad
  • Cambios alimenticios (falta de apetito y malestar general constante)
  • Sensación de ahogo
  • Dolores de cabeza frecuentes
  • Problemas para dormir o pesadillas recurrentes
  • Aislamiento social (introversión o apatía)
  • Estados de alerta constante (miedo)
  • Poca motivación para asistir a clases
  • Conducta de huida (evitan problemas o se sienten culpables todo el tiempo)
  • Respuestas emocionales drásticas (llantos o enojo incontrolado)
  • Amenazas o intentos de suicidio

Frente a cualquiera de los casos se puede acudir a una autoridad responsable, puede ser los padres, un profesor o algún directivo de la institución, es importante saber que el fenómeno de acoso puede ocurrir en cualquier nivel educativo, siendo la secundaria o preparatoria las más comunes en las que se presentan estos casos.

¿Te has preguntado si sufres acoso escolar?

Cuando se habla de acoso, se trata de señales constantes y repetitivas que muestran una incomodidad a estar cerca de cierto tipo de personas (los que acosan) algunas preguntas que puedes hacerte para confirmar si estas siendo víctima de acoso podrían ser:

  • ¿Te diviertes con tus compañeros de clase o tienes miedo a ser juzgado por ellos?
  • ¿Te sientes amenazado por alguien de tu salón u otros grados escolares?
  • ¿Sabes que te molestaran y por eso no deseas asistir a clases?
  • ¿No sientes que puedas o debas defenderte cuando te molestan?
  • ¿Las agresiones verbales son frecuentes en el día?

Si te sientes identificado con las preguntas previas puede que estés pasando por una situación de acoso escolar, recuerda que hay algunos signos de acoso que pueden resultar en mayor medida con agresiones físicas, y llegado este punto se puede empezar una conducta diferente que no permite desarrollar la personalidad, debido a la constante privación de expresión.

¿Qué hacer en caso de acoso?

Esto depende del tipo de acoso, existe el acoso verbal, social, físico, sexual, entre otros que llegan a tener distintas soluciones, en caso de acoso escolar puedes hablar con los profesores o personas encargadas de la institución.

En todo nivel educativo se debe contar con asesoría y orientación anti bullying, no solo la victima debe hablar y expresar su problema, los encargados de la institución también deben hablar con el acosador para detectar el tipo de problema que pueda estar provocando su conducta.

En cualquiera de los casos, hablar con los representantes, padres y tutores es el primer paso a considerar, estos en su posición responsable podrán analizar las posibles soluciones al problema, para evitar que las malas acciones del acosador lleguen a afectar más a la víctima o a otras personas.


Las Entradas más Recientes:

Deja un comentario