Una dosis de soledad es necesaria en nuestras vidas

La soledad no tiene por qué ser dañina. Al contrario, puede beneficiarnos y ayudarnos a crecer como personas, siempre y cuando no lo confundamos con aislamiento y sigamos manteniendo nuestros contactos.

Una dosis de soledad es necesaria en nuestras vidasBernardo Peña

Revisado y aprobado por el psicólogo. Bernardo Peña el 30 de julio de 2020.

Escrito por Joya, 18 de febrero de 2013

La soledad es un estado a menudo etiquetado como negativo. Incluso constituye uno de nuestros primeros y últimos miedos a lo largo de nuestra vida. Pero, más allá de esta connotación negativa que se le ha dado, existe esa pequeña dosis de soledad necesaria para nuestro propio crecimiento y desarrollo.

Los seres humanos son seres sociales, necesitamos encontrar nuestro lugar dentro de una comunidad. Por tanto, las relaciones interpersonales son vitales para nosotros. Además, cuando interactuamos con los demás, intercambiamos pensamientos enriquecedores que nos permiten ver la realidad desde otras perspectivas.

Sin embargo, es necesaria una dosis de soledad para distanciarse de las situaciones y personas que nos rodean. Además, es la mejor forma de conectarnos con nosotros mismos, meditar sobre nuestros problemas, y así poder tomar decisiones acordes con nuestros valores.

«Quien no sabe cómo poblar su soledad, no sabe cómo estar solo en una multitud agitada»

-Charles Baudelaire-

La soledad puede ser necesaria

No hace falta ir muy lejos para darte cuenta de cuántas actividades de tu vida diaria necesitan un poco de soledad para llevarlas a cabo. Como leer, estudiar, escuchar música, etc. Dependiendo de nuestras costumbres y experiencias, algunos de nosotros preferimos estar más solos en algunas situaciones que en otras.

Pero la presencia de esta soledad positiva no solo radica en las actividades de ocio, sino que puede ser parte fundamental de nuestro proceso de crecimiento y desarrollo personal.

Cuando estamos solos podemos analizar tranquilamente nuestros problemas y meditar sobre las diferentes soluciones. Además, nos permite analizar no solo nuestros sentimientos, sino también los de los demás. Qué Nos ayudará a mejorar las relaciones interpersonales y a ser más empáticos.

Lea también: La soledad buscada es placentera

La relación con uno mismo es fundamental para conocerse y amarse

La soledad positiva se esconde detrás de nuestro proyecto de vida. Son esos momentos en los que nos recogemos y nos permitimos la licencia para vagar entre lo que hacemos y lo que vivimos.

Estar solos de vez en cuando nos permite encontrarnos y pensar en nuestra vida. De hecho, aprender a ser persona es un proceso que exige saber estar solo. La soledad es algo excelente para mejorar porque nos da tiempo para analizar nuestras fortalezas, pero también nuestros errores, facilitando la visibilidad del aprendizaje y el cambio.

Es importante darnos un espacio para preguntarnos cómo estamos y escuchar nuestro interior, ya que así aprenderemos a divertirnos cuando estemos solos.

Sin embargo, hay mucho miedo y miedo a la soledad, algo que ha arrastrado al ser humano desde sus inicios. Pero si llevamos a cabo un buen equilibrio entre los momentos que nos dedicamos y los que nos dedicamos vínculo con los demás, podemos disfrutar de una experiencia armoniosa, liberándonos del miedo a estar solos y sentirnos vacíos.

No te pierdas: 5 formas de combatir tu miedo a la soledad

Soledad y aislamiento

La soledad no es lo mismo que el aislamiento. Estar aislado implica la ausencia de relaciones, mientras que la soledad constituye una condición natural del ser humano. Somos los arquitectos de nuestro trabajo que es la vidaEs decir, que estamos solos para vivir la vida y hacer lo que creemos más adecuado, ya que nadie puede hacerlo en nuestro lugar.

Solo nosotros somos los que desarrollamos nuestro proyecto de vida. Sin embargo, a lo largo de ella hay mucha gente que vamos conociendo y los que nos dan ese empujoncito que a veces necesitamos, o nos tiran una piedra en el camino.

Por tanto, la soledad es necesaria y beneficiosa cuando es voluntaria y temporal. Te permite reflexionar con tranquilidad, descubrir fortalezas y mejorar actitudes. Sin embargo, no debemos dejar que se apodere de nuestra vida. Y si esto sucede y se siente triste y / o deprimido, lo mejor es consultar a un profesional de la salud mental para obtener ayuda.

Te puede interesar …