3 razones para comer guisantes

Los guisantes son un alimento excelente. Conoce aquí algunas de las razones para comer guisantes y mucho más sobre este superalimento que se puede incluir en la dieta de forma habitual.

3 razones para comer guisantesElisa Morales Lupayante

Revisado y aprobado por el pedagogo en educación física y nutricionista Elisa Morales Lupayante el 16 de marzo de 2021.

Una dieta equilibrada siempre será de gran ayuda para mantener el cuerpo sano. El consumo adecuado de alimentos es fundamental para el óptimo desarrollo del cuerpo humano. En este sentido, conviene comer guisantes, un alimento importante que proviene de la tierra.

En ciertas partes del mundo también se les conoce como guisantes. Este alimento pertenece a la familia de las leguminosas y es originario de Oriente Medio y Asia Central, regiones que lo cultivan desde hace miles de años.

La parte comestible se encuentra en sus vainas., y es en primavera, la época del año en la que se produce la mayor y mejor cosecha. Estas son algunas de las razones por las que deberíamos comer guisantes.

1. Son un alimento con un alto aporte nutricional

Los guisantes son un fuente de mucha energía. Son verduras con un alto valor vitamínico. Contienen vitaminas A, C, B1 y K, además de proteínas, lo que los convierte en un alimento muy completo.

También tener una gran cantidad de fibra, que ayuda a reducir el colesterol y regular los niveles de azúcar en sangre. Del mismo modo, su consumo habitual repercute en el estado de ánimo. mejorar el estado de ánimo, así como claridad mental.

Entre los minerales que estos aportan se encuentran el hierro, el fósforo y el magnesio. Por su mínima cantidad de calorías y grasasSe digieren fácilmente y no engordan. También debe tenerse en cuenta que la ingesta regular de hierro reduce el riesgo de desarrollar anemia, según un estudio publicado en The Medical Clinics of North America.

Ver también: 5 deliciosos batidos ricos en proteína vegetal y fibra

2. Reducir la posibilidad de contraer enfermedades.

Como otras legumbres, los guisantes son un excelente opción para combatir el estreñimiento. Su uso frecuente mejora rápidamente el tránsito intestinal. Esto se debe a la fibra, cuya proporción en términos de cantidad es de 7 g por cada 100 ingeridos.

Cabe señalar que el consumo regular de fibra es capaz de reducir el riesgo de desarrollar cáncer de colon, según una investigación publicada en el International Journal of Food Sciences and Nutrition.

Al contener antioxidantes y nutrientes antiinflamatorios, proporcionan al cuerpo catequina y epicatequina, lo que se traduce en menor riesgo de cáncer de estómago.

Asimismo, se comprueba su aporte desde el punto de vista cardiovascular, gracias a que son fuente de Omega-3 en forma de ácido alfa linolénico. Este nutriente ha demostrado ser clave para controlar la inflamación.

3. Son un alimento de fácil combinación

En la mayoría de los casos, se convierten en compañía de platos a base de carnes. Sin embargo, también se pueden servir como elemento principal del plato. Una cantidad recomendada por persona oscila entre 100 y 120 g.

Combinarlos con ciertos alimentos aumenta su valor nutricional. Una de las mejores formas de acompañarlos es servirlos con cereales.. Gracias a la reducida cantidad de carbohidratos de estos, combinados generan una fuente de proteínas vegetales.

Te recomendamos leer: Los alimentos que mejor pueden sustituir a la carne en nuestra dieta

¿Cómo preparar los guisantes?

Los guisantes se pueden preparar de muchas maneras, dada su versatilidad como plato principal y también como acompañamiento. Las recetas que los involucran son incalculables. Uno de ellos son los guisantes con jamón y tomate. Aquí tienes todo lo que necesitas saber para prepararlos.

Guisantes con jamón y tomate

Ingredientes

  • 2 1/2 tazas de guisantes congelados (300 g).
  • 1 cucharadita de sal (5 g).
  • 3 tomates maduros.
  • ½ cebolla.
  • 1 cucharada de aceite de oliva (15 ml).
  • 1 cucharadita de pimienta negra (5 g).
  • 6 lonchas de jamón serrano.
  • 1 cucharadita de azúcar (5 g).

Preparación

  • Primero, coloque los guisantes en agua.
  • Hervir durante 15 minutos.
  • Luego, vierte la cucharada de aceite de oliva en una sartén.
  • Sofría allí las cebollas y los tomates. La cebolla se debe picar finamente y los tomates en cuadritos.
  • Luego, coloca las lonchas de jamón.
  • Deja que todo se cocine por unos minutos.
  • Finalmente, mezcla los guisantes con el resto de ingredientes cuando estén listos.

Preguntas frecuentes sobre los guisantes

Surgen dudas sobre si su consumo está recomendado para personas con diabetes. Algunos estudios afirman que, gracias a su contenido antiglucémico, son un alimento favorable para los diabéticos.

Otro debate sobre los guisantes es si engordan. Afortunadamente, son ideales para quienes quieren mantener un peso ideal, ya que al mantener estables los niveles de azúcar, provocan la sensación de saciedad durante mucho tiempo.

En resumen, comer guisantes es ideal para jóvenes y mayores. Anímate e incorpóralos a tu dieta. Puedes empezar preparando la receta fácil que compartimos contigo. Sin embargo, recuerda incluirlos en el contexto de una dieta variada y equilibrada, es fundamental evitar las restricciones alimentarias para gozar de una buena salud.

Te puede interesar …